Para qué utiliza EE UU tecnología militar rusa

Un caza de la Fuerza Aérea estadounidense ha sido visto practicando habilidades de combate aéreo con un Su-27 ruso en el cielo de Nevada. Es posible que el testigo se equivocara identificando a los aviones, pero en EE UU también tienen Su-27 reales y otros tipos de técnica militar rusa comprados de forma extraoficial.
Sukhoi Su-27 fighter aircraft
Un caza Su-27. Fuente: Vadim Savitsky/Global Look Press

Un caza ruso Su-27P llevó a cabo una formación de combate en el estado de Nevada junto a un caza estadounidense F-16, según informa el periódico The Daily Mail citando las declaraciones de un testigo local.

Las fotografías del combate aéreo fueron tomadas por un fotógrafo aficionado el 8 de noviembre del año pasado. Según el testigo, en las imágenes se muestra un caza ruso monoplaza. Según los autores del periódico, se trata de uno de los varios Su-27 comprados por EE UU en el espacio postsoviético.

Pelea de perros

El combate cercano, o dogfitght, como lo llaman los pilotos estadounidenses, tuvo lugar a una altitud de 6.000 metros.

“Se cree que con la aparición de misiles de alta precisión hoy en día ya no hay necesidad de recurrir al combate de contacto: al enemigo se le puede derribar a una gran distancia. Sin embargo, en las condiciones del combate cercano los pilotos mejoran sus habilidades y comprueban las capacidades de una aeronave” –declara a RBTH el analista militar del periódico Izvestia, Dmitri Safónov.

Según este, EE UU ha comprado varias unidades de técnica militar rusa en el espacio postsoviético. Washington adquirió 21 cazas MiG-29 en 1997 en Moldavia por temor a que estos cayeran en manos de Irán y a mediados de los 90 y de la década del año 2000 los estadounidenses compraron en Bielorrusia y en Ucrania varios aviones Su-27 para misiones de entrenamiento de pilotos estadounidenses. 

“Todas las compras se llevaron a cabo de forma extraoficial y privada para que los especialistas estadounidenses pudieran estudiar detalladamente estos aviones. La razón de ello fue el aumento del número de cazas Su-27 en todo el mundo. El ejército debe conocer todos los puntos fuertes y débiles de un potencial enemigo” –señala el experto.

Según subraya Safónov, los Su-27 prestan servicio en los ejércitos de Rusia, India, Malasia, Venezuela, Argelia y muchos más países. Sin embargo, los aviones comprados por los estadounidenses no son aviones militares ni de entrenamiento, sino aeronaves completamente desmilitarizados en los que no se puede volver a instalar ningún tipo de arma.

“Camaleones” en la Fuerza Aérea de EE UU

En otoño del año pasado, la Fuerza Aérea estadounidense volvió a aparecer en el centro de la atención de los medios de comunicación internacionales cuando el periodista canadiense Christian Borys publicó en Twitter fotografías de cazas F/A-18 pintados con los colores de los Su-34 rusos. Durante una sesión de fotos desde tierra, los dos aviones son prácticamente imposibles de distinguir en la cámara de un aficionado. Esto podría haberle sucedido al fotógrafo de Nevada en noviembre de 2016” –declaraba a RBTH el profesor de la academia de ciencias militares Vadim Koziulin.

Según el experto, pintar los aviones es una práctica muy utilizada por los pilotos estadounidenses en sus entrenamientos para distinguir entre “amigos” y “enemigos” en el aire.

“No hace falta iniciar ninguna nueva teoría de la conspiración. En el combate real no tienen ningún sentido enmascarar un caza con pintura. Los radares rusos y extranjeros no distinguen a los aviones por la pintura, sino por la señal de reconocimiento que dejan en los radares” –comenta el jefe de redacción de la revista Defensa Nacional, Ígor Korótchenko, que no está de acuerdo con Koziulin.

Tanques soviéticos en EE UU

Anteriormente, las empresas armamentísticas privadas en EE UU se limitaban a la venta de armas de artillería soviéticas y rusas. Sin embargo, ahora la lista de artículos la completan también los tanques.

Según el periódico The National Interest, el tanque ruso T-72 se puede comprar de forma privada por 50.000 dólares completamente equipado. Además, el cliente puede adquirir el tanque para su rancho o para su propiedad de las afueras de una ciudad una vez completado un proceso de documentación, certificación y autorización del gobierno de EE UU.

La mayor parte de “artículos” con la Estrella Roja en el flanco llegan al Nuevo Continente desde los países del antiguo Pacto de Varsovia, que heredaron un gran arsenal de técnica blindada y otros tipos de armas de la época de la guerra fría.

Según afirman los autores del periódico, las empresas privadas compran tanques desmovilizados a precios más bajos, los exportan a EE UU y después acortan los cañones y modernizan los vehículos para adaptarlos a las necesidades del cliente. Generalmente, desde el momento del encargo hasta su recepción no suelen pasar más de dos meses.

Dos de las principales empresas de este mercado son Redfish y Century Arms. Además de tanques y armas de artillería, estas empresas también ofrecen distintos tipos de transporte blindado de personal y todoterrenos.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook