El Tribunal Supremo ruso ratifica la prohibición del velo islámico en las escuelas de Stávropol

17 de julio de 2013 Маrina Obrazkova, Rusia Hoy
El Tribunal Supremo de Rusia ratificó el pasado 10 de julio la decisión de las autoridades de la región de Stávropol de prohibir a las niñas musulmanas que asistan a la escuela con el tradicional velo o hiyab. Se desestimó la apelación interpuesta por los ciudadanos. Los expertos se encuentran divididos respecto a este tema. Por un lado, reconocen la necesidad de la libertad de religión pero, por otro, ven también la necesidad de mantener el carácter laico del Estado y sus instituciones.
Fuente: ITAR-TASS
Fuente: ITAR-TASS

"La decisión de la Audiencia provincial de Stávropol ha sido ratificada y se ha desestimado el recurso", anunció el juez del Tribunal Supremo, Valentín Pirozhkov. El Supremo rechazó el recurso interpuesto por el abogado Murad Musáyev contra la decisión del Gobierno local de introducir los uniformes obligatorios en todas las escuelas locales a partir del próximo 1 de septiembre, según las agencias locales.

El conflicto surgió en octubre de 2012 en una escuela rural de la aldea de Kara-Tiuba, en la provincia de Stávropol, cuando el director prohibió a las estudiantes musulmanas llevar el hiyab. Las niñas aceptaron reemplazarlos por pañuelos comunes; sin embargo, los padres se negaron y denunciaron la decisión del director a la fiscalía, según informaba el diario Izvestia.  

La polémica saltó al nivel federal e incluso el presidente Vladímir Putin se pronunció en contra del uso del pañuelo islámico en las escuelas y apoyó la idea de volver al uniforme escolar.

El presidente del Centro de Coordinación de los Musulmanes del Cáucaso Norte, Ismaíl Berdiyev, explicó que la gente suele confundir la ropa holgada que cubre una mujer de pies a cabeza con el chador o velo: "Nosotros solo usamos una especie de pañuelo. El hiyab cubre completamente la cara, dejando sólo los ojos expuestos. No sólo no debería usarse, sino que hay que prohibirlo. Las mujeres adultas tienen que llevar el velo, pero no es necesario para las escolares". 

El representante de los musulmanes del Cáucaso del Norte dijo que la única característica de la vestimenta de los musulmanes es el velo. "Antes los hombres llevaban siempre una daga, y habría razones para prohibirlo, pero ahora ya no. Hoy en día, los hombres tienen sólo una regla: cubrirse el cuerpo desde el ombligo hasta las rodillas. Y las mujeres, llevar la cara, las manos y los pies al descubierto", dijo Berdiyev. 

El obispo Serguéi Riajovsky, representante de la Unión rusa de cristianos evangélicos (pentecostales) y co-presidente del Consejo Asesor de la Iglesia Protestante de Rusia, está de acuerdo con la decisión del Tribunal Supremo y convencido de que no se pueden violar las disposiciones del Estado laico. "Si cada religión promociona sus principios a través de la ropa en las escuelas seculares, se desdibuja la concepción del Estado laico”, argumentó a Rusia Hoy. “Esta decisión se estaba esperando en otras regiones, y si la postura hubiera sido expresada de otro modo o sin claridad, no habría el riesgo de diferentes interpretaciones". 

El obispo cree que con esta sentencia en la región de Stávropol se quería ver la reacción de la sociedad.  "Se trata de una región única, porque aquí hay un intento de cambiar la vida cultural, el código cultural. La decisión del Tribunal fue totalmente justa. Tal vez incluso, en este caso, vale la pena recordar la unificación del uniforme escolar”, dijo Ryajovski. 

“Los representantes de la religión musulmana son bastante convincentes a la hora de explicar el uso del velo. Si ellos tienen ciertas características en la ropa, ¿qué deben hacer las confesiones que también las tienen? ¿Qué hacer con los protestantes que se visten con ropas seculares? O si los budistas y los Hare Krishnas, fueran al colegio con su ropa... Tenemos que admitir que el hiyab es muy llamativo". Ryajovski señaló que nadie les prohíbe llevar la ropa tradicional en casa, en sus templos, en la calle ni en la escuela dominical. 

Por su parte, Alexander Verjovski, director del centro para los derechos humanos Sova, se sorprendió ante esta resolución: "En este país hay una gran cantidad de muchachas que visten así, pero esta decisión se ha tomado pensando en las asociaciones que estos atributos religiosos inspiran en la población de esta región concreta. Probablemente en Stávropol estén preocupados por la abundancia de musulmanes. Ahora les asusta un velo, y luego les va a asustar otra cosa”, apunta el experto.

Tendría sentido criticar el velo si se aprobara el regreso al uniforme escolar. "¿En qué se basan el Ministerio de Educación y el fiscal, a la hora distinguir un velo religioso de un pañuelo secular? ¿Y si las chicas vistieran según la tradición ortodoxa, con el pañuelo atado como de costumbre bajo la barbilla? ¿O si a alguien no le gusta la kipá judía, o el pantalón corto? Por ejemplo, los musulmanes salafistas también van en pantalón corto, y en algunos lugares de Daguestán, a los demás no les gusta", reflexiona Verjovski. 

Él confía en que en una escuela laica pueden y deben estudiar niños religiosos. "Ante esta situación, lo más probable es que cambien al niño de escuela, y le priven de una educación normal. Y ello puede propiciar que estos niños se queden atrás, en una especie de gueto, lo cual siempre es malo. Los niños de las minorías deben integrarse en el entorno global", dijo.

Después de la decisión del Tribunal Supremo, ya se han introducido requisitos similares sobre la vestimenta de los estudiantes en varias regiones del país, como Bashkortostán, Adigueya y Daguestán. 

Según las cifras oficiales, en Rusia existen unos 20 millones de musulmanes, cifra que aumenta a un mayor ritmo que el resto de comunidades, debido a sus altas tasas de natalidad. La religión mayoritaria es la cristiano ortodoxa.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook