La NASA estudia usar las naves rusas en 2019

18 de enero de 2017 Sputnik

La NASA examina utilizar las naves tripuladas rusas Soyuz en 2019 en el caso de que se demore el lanzamiento de la cápsula privada estadounidense Crew Dragon.

Anteriormente trascendió que el primer vuelo de la nave tripulada Dragon fue pospuesto de agosto de 2017 a mayo de 2018.

"La NASA estudia reservar tres asientos en la nave tripulada Soyuz en 2019 para hacer frente a un posible retraso de las naves privadas estadounidenses", indicó en un comunicado la compañía Energia, el mayor fabricante ruso de aparatos espaciales.

Los vehículos espaciales rusos, añadió, facilitarían las operaciones y las investigaciones de la NASA en la Estación Espacial Internacional (EEI).

En 2014, la empresa privada SpaceX y el gigante aeronáutico Boeing firmaron un acuerdo con la NASA para construir naves tripuladas.

Inicialmente estaba previsto que las pruebas se iniciarían en 2017.

A día de hoy Rusia lleva en sus naves a los astronautas estadounidenses a la plataforma orbital.

EEUU sueña con volver a tener naves tripuladas propias antes de que venza el contrato con la agencia espacial rusa Roscosmos a finales de 2018.

La NASA por el momento no ha anunciado su intención de prolongar el contrato y afirma que su programa de vuelos tripulados avanza conforme a lo previsto. 

Lea más: Por qué todos los astronautas estudian ruso

+
Síguenos en nuestra página de Facebook