"El deporte ruso es uno de los más limpios del mundo"

11 de enero de 2017 Sputnik

Las declaraciones sobre el supuesto programa estatal ruso de apoyo al dopaje son una mentira, el deporte ruso es uno de los más limpios del mundo, aseveró a la agencia R-Sport el viceprimer ministro ruso, Vitali Mutkó.

"El deporte ruso es uno de los más limpios del mundo; 2016 lo confirma, porque la agencia antidopaje del Reino Unido, UKAD, que trabajó en Rusia, planificó la recogida de muestras, eligió a los deportistas, hizo las pruebas... ¿y qué tuvimos como resultado de 2016? 26 violaciones, de las cuales 21 son por uso de meldonio y las restantes cinco, violaciones de las reglas", señaló.

Mutkó se preguntó en qué modo estas cifras delataban el supuesto programa estatal.

"El programa estatal es una mentira", aseveró el viceprimer ministro ruso.

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA) incluyó el meldonio en su lista de fármacos prohibidos a partir del 1 de enero de 2016, por considerarlo un modulador del metabolismo.

Sin embargo, el inventor del medicamento, el científico letón Ivars Kalvins, rechazó la decisión de la WADA y afirmó que el producto salvaba vidas.

El propio fabricante aseguró que no había recibido un argumento científico de la WADA para incluir este fármaco en su lista de sustancias prohibidas.

Los representantes de 19 países llamaron este martes a suspender a Rusia en todas las competiciones internacionales, revela un informe de la asociación de las Organizaciones Nacionales Antidopaje NADO, emitido tras una cumbre en Dublín.

Anteriormente el jefe saliente de la agencia antidopaje del Reino Unido (UKAD), David Kenworthy, aseguró que Rusia no debe participar de los Juegos Olímpicos de 2018 en Pyeongchang (Corea del Sur).

El 9 de diciembre de 2016, una comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) que investigó el uso de sustancias prohibidas por atletas rusos durante los JJOO de Sochi 2014 y otros eventos internacionales, publicó la segunda parte de su informe en el que concluyó que más de 1.000 atletas estuvieron implicados en manipulaciones de pruebas de dopaje o se beneficiaron de las mismas.

La comisión, encabezada por el canadiense Richard McLaren, sostiene que se trata de una práctica de dopaje institucionalizado en la que estaban involucrados el Ministerio de Deporte, la agencia antidopaje rusa Rusada, el Centro de Preparación Deportiva y el laboratorio antidopaje de Moscú.

Cuando fue revelada la primera parte del informe, el 18 de julio de 2016, la WADA recomendó estudiar la posibilidad de apartar a toda la selección rusa de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional (COI) autorizó la participación de casi 300 atletas rusos, de los 389 presentados inicialmente por el Comité Olímpico de Rusia.

En cambio, el Comité Paralímpico Internacional bloqueó la participación de Rusia en los Juegos Paralímpicos de Río.

El pasado 23 de diciembre, en su gran rueda de prensa, el presidente ruso, Vladímir Putin, rechazó de plano que existiera en el país un sistema de dopaje institucionalizado.

"En Rusia nunca se estableció –pues es simplemente inviable– y lo haremos todo para que nunca se establezca ningún sistema estatal de dopaje ni de apoyo al dopaje", dijo.

A la vez, el mandatario reconoció que el problema del dopaje existe en Rusia "como en cualquier otro país" y aseguró que Moscú cooperará estrechamente con la WADA y el COI para erradicar este mal.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook