Rusia es más fuerte que sus potenciales agresores, asegura Putin

22 de diciembre de 2016 Sputnik

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó este jueves que Rusia es más fuerte que cualquier agresor potencial, pero al mismo tiempo llamó a los militares a no relajarse.

"Podemos afirmar con seguridad que hoy en día somos más fuertes que cualquier agresor potencial", dijo Putin al reunirse con los altos mandos del Ministerio de Defensa.

Acto seguido, el presidente sugirió no relajarse y continuar con el proceso del rearme.

"Si nos permitimos siquiera un minuto de relajamiento, un solo fallo importante en la modernización del Ejército y la Marina, en la formación de las tropas, la situación puede cambiar rápidamente", advirtió.

Durante la reunión Putin señaló que el grado del rearme en las Fuerzas Armadas de Rusia debe alcanzar por lo menos un 70 por ciento para el año 2021.

En ese contexto, el presidente ruso señaló que las inspecciones sorpresa de la disposición operacional de las Fuerzas Armadas de Rusia confirmaron su capacidad de trasladarse rápidamente a grandes distancias y en los plazos más breves.

"Destacaré también las cuatro inspecciones sorpresa de la capacidad combativa de las fuerzas armadas celebradas a lo largo del año, ellas confirmaron que las unidades y subunidades son capaces de trasladarse operativamente a grandes distancias y en plazos breves agruparse en las direcciones estratégicas", indicó el mandatario.

Según Putin, "el Ministerio de Defensa debe analizar detalladamente los resultados de las inspecciones y tomarlos en cuenta en los planes futuros de preparación militar, así como a la hora de organizar otras actividades semejantes".

Durante la reunión, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, especificó que las Fuerzas rusas no participan en la carrera de armamentos y solo cumplen los objetivos de la defensa nacional.

"Es importante señalar que el Ejército ruso no se deja arrastrar en la carrera armamentista, sino que realiza de forma planificada los programas del rearme del ejército y la flota, adoptados en 2012", dijo al intervenir en dicha reunión.

SIRIA COMO ESPACIO DE PRUEBA DEL EJÉRCITO RUSO

Las Fuerzas Armadas de Rusia tienen un nivel adecuado de lucha antiterrorista, lo que quedó demostrado en la operación antiterrorista en Siria, afirmó Putin.

"El potencial de las Fuerzas Armadas de Rusia superó la prueba de resistencia en la lucha contra el terrorismo internacional en Siria, el Ejército sirio tuvo un apoyo significativo, gracias al cual realizó una serie de operaciones exitosas contra los radicales", argumentó.

El líder ruso destacó que la experiencia del uso de armamento ruso en Siria abre nuevas posibilidades para el desarrollo de la cooperación técnica militar.

"Hay que aprovecharlas al máximo, conocemos el interés expresado por nuestros socios hacia el armamento moderno ruso", dijo.

Por su parte, el ministro de Defensa señaló que la Fuerza Aeroespacial de Rusia realizó durante su campaña militar en Siria 17.800 vuelos, llevando a cabo 71.000 ataques contra la infraestructura de los terroristas.

"Desde el principio de la operación la aviación rusa realizó 17.800 vuelos, atacando 71.000 objetivos de la infraestructura terrorista", aseveró.

El titular de Defensa explicó que durante estas misiones "fueron destruidos 725 campamentos de entrenamiento, 405 fábricas y talleres de producción de municiones, 1.500 unidades de equipos militares de los terroristas, 35.000 combatientes, incluyendo a 204 comandantes".

Al menos 9.000 miembros de los grupos armados depusieron las armas en Siria, añadió.

"Ya 1.074 localidades sirias se sumaron al alto el fuego con cerca de 3 millones de habitantes, 108.000 refugiados regresaron a sus hogares; 9.000 radicales dejaron las armas", dijo Shoigú.

Destacó que ya se inició el proceso de solución política y la reconciliación de las partes del conflicto en el país árabe.

"La operación detuvo la desintegración del Estado sirio e interrumpió la cadena de revoluciones de colores en Oriente Medio y África", dijo.

La campaña militar, añadió, cumplió varios objetivos geopolíticos, entre ellos "asestó un golpe contundente a las organizaciones terroristas internacionales y frenó su expansión a otras regiones".

"Cortamos las fuentes de financiación de los grupos armados ilegales y su sistema logístico", indicó.

La aviación rusa, remarcó, cambió el rumbo de la guerra contra el terrorismo en Siria.

El 30 de septiembre de 2015 Moscú empezó sus bombardeos aéreos en Siria para detener el avance de los grupos terroristas que se expandían pese a los ataques de EEUU y su coalición.

En marzo pasado Rusia retiró del país árabe el grueso de sus fuerzas al dar por cumplida su misión.

Siria vive desde 2011 un conflicto en el que el Ejército gubernamental se enfrenta a grupos armados de la oposición y organizaciones terroristas, entre ellas Daesh (autodenominado Estado Islámico) y Frente al Nusra (actualmente, Frente Fatah al Sham), ambas proscritas en Rusia y otros países.

La guerra en Siria ha provocado entre 300.000 y 400.000 muertos, según altos cargos de la ONU.

A la vez, una investigación del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias rusa, basada en los datos del Buró Estadístico Central sirio, sitúa en 105.000 el total de los sirios muertos en el conflicto, entre ellos 45.000 militares y milicianos, 24.000 terroristas de nacionalidad siria y 36.000 civiles, de los que la mayoría murieron a manos de los yihadistas y combatientes de la llamada "oposición moderada".

También señaló que en los combates murieron 18.000 mercenarios extranjeros de más de 80 países.

RUSIA COMO POTENCIA NUCLEAR

El mandatario ruso aseveró que el estado de la tríada nuclear de Rusia se mantiene en el nivel adecuado.

"El estado de la tríada nuclear, que juega el papel clave en la paridad estratégica, se mantiene en el nivel adecuado", dijo Putin en una reunión con altos cargos del Ministerio de Defensa.

El mandatario reveló que Rusia ha modernizado para la fecha el 60 por ciento del armamento que compone su tríada nuclear.

La tríada nuclear incluye tres componentes: la aviación estratégica, misiles balísticos intercontinentales y submarinos de propulsión nuclear.

Putin también destacó que el nivel de preparación de las tropas rusas ha crecido en el último año y lo han demostrado las maniobras Cáucaso 2016.

El titular de Defensa, Serguéi Shoigú, amplió sus palabras, al afirmar que las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia recibieron cuatro regimientos nuevos equipados con sistemas RS-24 Yars.

Cuatro regimientos equipados con sistemas de misiles Yars, fijos y móviles, ya están en servicio operacional", declaró durante la reunión del presidente ruso con altos cargos de Defensa.

Anteriormente se informó que estos regimientos, emplazados cerca de Kozelsk, Yoshkar-Olá, Novosibirsk e Irkutsk, entraría en servicio este diciembre.

Según el ministro, más del 96 por ciento de los lanzadores en las Fuerzas de Misiles Estratégicos se mantienen en disponibilidad permanente para una acción inmediata.

El nuevo misil balístico intercontinental RS-24 Yars (SS-X-29 para la OTAN) es la versión modernizada del Tópol-M.

Tiene un alcance de 11.000 kilómetros, destaca por su alta maniobrabilidad y lleva una ojiva de guiado individual y reentrada múltiple.

Fue diseñado por MIT (Instituto de Termotecnia de Moscú) en respuesta al escudo antimisiles de EEUU.

Actualmente, las armas modernas representan más del 58 por ciento en aquellas unidades rusas que están en disponibilidad permanente para el servicio, según dijo este jueves el titular de Defensa, Serguéi Shoigú.

EL EJÉRCITO RUSO COMO FACTOR DE EQUILIBRIO

Putin instó al Ministerio de Defensa a vigilar el mantenimiento del equilibrio militar a lo largo de las fronteras nacionales y hacer los correctivos necesarios ante las posibles amenazas.

"Es necesario rastrear rigurosamente cualquier cambio en el equilibrio de fuerzas y en la situación política militar en el mundo, ante todo en el perímetro de las fronteras de Rusia, e introducir a tiempo los correctivos en los planes para neutralizar las amenazas potenciales al país", indicó.

Por su parte, el ministro de Defensa ruso, se refirió al incremento de las actividades de la OTAN cerca de las fronteras rusas, y comentó las medidas que Rusia tomaría al respecto.

"En 2017 el Ministerio de Defensa deberá cumplir varios objetivos prioritarios, ante todo, continuar incrementando la capacidad de combate de las Fuerzas Armadas tomando medidas para reforzar las tropas en el oeste, el suroeste y en el Ártico", declaró Shoigú en una reunión de su ministerio.

El titular señaló que en la actualidad las armas modernas representan el 58,3 por ciento en aquellas unidades del Ejército ruso que están en disponibilidad permanente para el servicio.

En 2017, agregó, esta cifra debe situarse en más del 60 por ciento.

Rusia toma medidas para protegerse de las amenazas que provienen de los vuelos de la OTAN cerca de sus fronteras, comentó el titular.

El ministro denunció que los países de la OTAN intensificaron la actividad de los servicios de inteligencia.

"En diez años el numero de vuelos de reconocimiento cerca de las fronteras rusas casi se triplicó, y en el suroeste ruso casi se octuplicó", dijo.

Shoigú señaló que en estas condiciones Rusia se vio obligada a aumentar un 61 por ciento el número de cazas para prevenir violaciones del espacio aéreo en el Báltico, el mar Negro y el Ártico.

En la cumbre de julio pasado la OTAN aprobó un incremento sin precedentes de su presencia militar en el este de Europa al decidir emplazar cuatro batallones multinacionales, de 600 a 1.000 militares cada uno, en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia en el marco de su política de contención a Rusia.

Paralelamente, la Alianza sigue desplegando armas antimisiles estadounidenses en Europa. 

Lea más

Especial de RBTH sobre actuación rusa en Siria 

+
Síguenos en nuestra página de Facebook