Un caza ruso se estrella en aguas sirias durante un vuelo de entrenamiento

15 de noviembre de 2016 EFE

Un caza ruso MiG-29K se estrelló ayer en aguas sirias durante un vuelo de entrenamiento del que el piloto salió indemne al lograr catapultarse del aparato, informó hoy el Ministerio de Defensa ruso.

"Durante un vuelo de entrenamiento y como resultado de un fallo técnico, un caza MiG-29 embarcado en el portaaviones Almirante Kuznetsov sufrió un incidente a la hora de aterrizar, a pocos kilómetros del navío", explicaron a la agencia Interfax las autoridades militares rusas.

El piloto logró catapultarse y fue rescatado por los servicios de salvamento integrados en la operación militar rusa desplegada en territorio sirio.

El Almirante Kuznetsov, único portaaviones y buque insignia de la Armada rusa, transporta cazas MiG-29 susceptibles de ser utilizados para bombardear las posiciones del Frente de la Conquista de Levante (antiguo Frente al Nusra, asociado a Al Qaeda) en Alepo.

Sin embargo, según Moscú, desde mediados del pasado mes de octubre la aviación rusa no realiza misiones que tengan como objetivo la castigada ciudad de Alepo, a fin de facilitar la evacuación de civiles y la entrega de ayuda humanitaria.

El Kremlin ha negado supuestos planes de ofensiva en Alepo divulgados por la prensa occidental, pero ha matizado que, si los yihadistas lanzaran una contraofensiva, Rusia podría cambiar de opinión y renunciar a prolongar la pausa humanitaria.

Lea más

El portaaviones Almirante Kuznetsov se acerca a Siria >>>

+
Síguenos en nuestra página de Facebook