Fuerzas de seguridad rusas desarticulan grupo terrorista vinculado al EI

12 de noviembre de 2016 EFE

Las fuerzas de seguridad rusas detuvieron hoy a diez personas pertenecientes a un grupo terrorista vinculado al Estado Islámico (EI) que planeaba atentados en Moscú y San Petersburgo, informó el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia.

A los detenidos, todos ellos procedentes de antiguas repúblicas soviéticas en Asia Central, se le incautó "cuatro artefactos explosivos de gran potencia, detonadores, armas de fuego, y aparatos de comunicación", señaló el FSB en un comunicado citado por medios locales.

Los miembro del grupo, añade la nota, estaban preparando actos terroristas en lugares de gran afluencia de público.

Según el FSB, los detenidos han admitido que mantuvieron contactos con líderes del EI.

La operación para desarticular al grupo terrorista se llevó a cabo con el apoyo del Misterio del Interior de Rusia y en cooperación con las autoridades de Tayikistán y Kirguizistán.

A comienzos de esta semana, el FSB anunció la detención de varios presuntos miembros del grupo radical islamista Hizb ut-Tahrir en San Petersburgo, la segunda ciudad del país.

Los sospechosos fueron detenidos durante las pesquisas sobre la creación de una célula de Hizb ut-Tahrir en la antigua capital imperial rusa.

Las investigaciones, iniciadas en 2014, llevaron a la apertura de un caso penal, por el que ya siete personas han sido condenadas a entre 5 y 17 años de prisión.

En 2003, el Tribunal Supremo de Rusia prohibió las actividades de Hizb ut-Tahrir (Partido de la Liberación) en el país, tras declararlo organización terrorista.

Hizb ut-Tahrir, fundado en 1953 y cuyo objetivo final es la creación de un califato mundial, también ha sido proscrito en Alemania, China, Turquía y en casi la totalidad de los países árabes.

Lea más

¿Cómo luchan los servicios secretos rusos contra el Estado Islámico?

+
Síguenos en nuestra página de Facebook