Las empresas españolas siguen invirtiendo en Rusia

11 de abril de 2017 Alexéi Lossan, para RBTH
La producción de jamón y carne de pavo en Rusia son solo algunos ejemplos de los nuevos proyectos que las empresas españolas y rusas están llevando a cabo.
Jamon
Los productores españoles empiezan a abrir la producción local en el país euroasiático. Fuente: Lori/Legion Media

Según expertos rusos, las empresas españolas mantienen su presencia en el mercado ruso. “A pesar de las sanciones impuestas por la UE, casi todas las empresas españolas que han estado trabajando en el mercado ruso, continúan sus actividades en el país euroasiático”, comenta en una entrevista a RBTH el jefe del departamento de la política comercial de la Universidad rusa de Economía de Plejánov, Guennadi Ivanov.

Las empresas que están presentes en el mercado ruso son Iberia, Repsol, Corporación Mondragon, Inditex, Indra y otras. Es más, según Ivanov, al ver el éxito de los grandes grupos industriales, las pequeñas y medianas empresas españolas pretenden estrechar los vínculos con sus socios rusos. Entre los futuros proyectos se puede destacar la producción de componentes automovilísticos e inversiones en agricultura.

Proyectos congelados

Sin embargo, el jefe del departamento de ciencias económicas y sociales de la Academia Rusa de Economía Nacional, Alexánder Chichin, cree que la política económica de España (que apoyó la imposición de las sanciones contra Rusia e insiste en que se mantengan) ha conducido a la congelación de algunos proyectos bilaterales. Por ejemplo, se desconoce por ahora si Repsol seguirá explotando los yacimientos de gas en la Península de Yamal, tampoco está claro el futuro del proyecto conjunto de Iberdrola y Rosneft que incluye la construcción de una planta de licuefacción y la posterior transportación del gas en los barcos españoles a otros mercados.

Pero, pese a que algunos proyectos se mantienen congelados, España está dispuesta a asesorar a la parte rusa en los temas relacionados con la energía eólica, según afirmó en su momento el entonces ministro de industria, energía y turismo, José Manuel Soria.

“Las empresas energéticas y extractivas seguirán cumpliendo el papel de vínculo entre las dos economías. Al mismo tiempo, el mercado principal para España siempre fue y será el de los países de Latinoamérica, por eso las pérdidas sufridas en el comercio con Rusia serán compensadas en los mercados de Brasil y Argentina, con los que España está ampliando su colaboración”, comenta Alexánder Chichin.

Nuevos proyectos

Mientras se mantiene el veto ruso a las importaciones de los productos agrícolas de los países de la UE, los productores españoles empiezan a abrir la producción local en el país euroasiático. Por ejemplo, la empresa española Fuertes y la rusa Cherkízovo inaugurarán la mayor granja de producción de pavos en la región de Tambov (a unos 460 kilómetros de Moscú). Además, los empresarios españoles se interesan por establecer una planta de procesamiento de leche y por la producción conjunta de jamón en la región de Kalinigrado, según Chichin.

En la región de Samara (a 1080 kilómetros al sur de Moscú) la empresa CIE Automotive S.A. ha abierto una fábrica de producción de componentes de aluminio para motores de automóviles. Por su parte, las autoridades de Nizhi Nóvgorod junto con la compañía Palau Turf, uno de los grandes fabricantes de campos de fútbol, analizan la posibilidad de comenzar la producción en Rusia.

Según la representante comercial de Rusia en España, Galina Kúrochkina, la construcción naval puede convertirse en otro ejemplo de colaboración exitosa entre ambos países.

Así, durante la exposición internacional Navalia-2016 celebrada en Vigo, la empresa española Fluidmecanica y la fábrica de construcción naval de Vyborg firmaron un contrato para el suministro de buques rusos. Además, las empresas rusas pueden fabricar barcos pesqueros para las compañías españolas.

Otras posibilidades de colaboración se abren en la construcción de carreteras. Por ejemplo, la compañía Sacyr y la rusa Avtoban han ganado el concurso para la construcción de la tercera parte de una autopista de alta velocidad dentro de Moscú, de más de 100 kilómetros de distancia.

Aparte de esto, la corporación espacial rusa Roscosmos ha ofrecido a sus socios españoles instalar en el territorio de España la estación terrestre de su sistema Glonass.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook