Argentina y Rusia: las relaciones bilaterales tras la elección de Macri

27 de diciembre de 2016 Dmitri Fominykh, RBTH
Los expertos consultados por RBTH coinciden en que las relaciones bilaterales tienen un gran potencial. Entre los principales eventos de la agenda bilateral en 2016 destacó el breve encuentro entre los mandatarios de ambos países, las dificultades para la construcción de la central hidroeléctrica Chihuido, la suspensión y el relanzamiento del canal RT y el desembarco de la representación del Centro de Exportación de Rusia en Argentina.
Mauricio Macri con Vladímir Putin
El 2016 ha sido un año importante en las relaciones diplomáticas. Fuente:Mikhail Metzel / TASS

“Durante los primeros doce meses del gobierno de Macri las relaciones argentino-rusas siguen manteniendo un patrón potencial. Hay múltiples proyectos de cooperación bilateral, por ejemplo, en el segmento de explotación de recursos, pero estos proyectos no se cumplen totalmente”, dice en dialogo con RBTH Alberto Hutschenreuter, doctor en Relaciones Internacionales.

“El proyecto hidroeléctrico de la represa de Chihuido, que cierra el año bajo dudas en relación con la financiación, es un claro ejemplo”. Chihuido I fue adjudicado en diciembre 2014 al consorcio de empresas encabezabas por el grupo Eurnekian, que contaba con la financiación del Banco de Desarrollo Ruso. Según información oficial de la parte rusa continúan las negociaciones entre ambos países.

El experto argentino opina que el nivel de las relaciones cubrirá las expectativas. “Es cierto que en 2016 hubo un leve crecimiento en el intercambio comercial, pero, considerando la larga relación entre ambos países, el intercambio no ha dado el salto que se esperaba. No obstante, es importante saber que existen muchos campos de gran potencial para ambos, como por jemplo, el ámbito aeroespacial, el nuclear, los alimentos y el reequipamiento militar, hoy muy necesario para Argentina”, señala Hutschenreuter.

Una relación con gran poterncial

No obsante,  Marcelo Montes, doctor en Relaciones Internacionales, ve con optimismo las relaciones entre ambos países.“La relación entre Rusia y Argentina, bajo el nuevo gobierno de Macri continuó con normalidad durante el presente año, considerando alguna expectativa inicial de quiebre en la relación desde la era kirchnerista”. Recalcó que “la Administración Macri reveló su enfoque pragmático, mostrando su predisposición a mantener y ampliar la relación con Rusia, sobre todo en aspectos económico-comerciales y también culturales”.

Montes destacó también el aumento de contactos diplomáticos a lo largo de este año. “La canciller Malcorra viajó a la capital rusa en abril pasado para relanzar las relaciones y ambos presidentes se encontraron por primera vez en septiembre en ocasión de la Cumbre del G20 en Hangzhou (China)”, dijo el analítico. Subrayó que “Macri y Putin acordaron concretar los acuerdos ya firmados entre YPF y Gazprom por exploración y explotación de yacimientos petroleros y de gas de esquisto”.

Además recordó que en noviembre pasado se realizó la XII Reunión de la Comisión Intergubernamental Mixta Ruso-Argentina de Cooperación, mejorando los procedimientos y regulaciones para exportar harina, soja y carnes al mercado ruso. Antes, delegaciones de empresarios y funcionarios rusos participaron del Foro de Inversiones o Mini-Davos organizado por el gobierno de Macri.

El experto admite también que hubo momentos difíciles durante el año. Según él, dos cuestiones  fueron un tanto problemáticas para el vínculo. “La decisión, un tanto apresurada de los responsables de Medios del gobierno argentino, quizás influidos por algunos sectores rusofóbicos creyendo vivir aún en la Guerra Fría, de rescindir la emisión con la señal televisiva de Russia Today (RT) en la Televisión Digital Argentina (TDA)”, opinó Montes. Sin embargo aseguró que “el fuerte lobby de la comunidad rusa en Argentina le hizo ver al gobierno de Macri la inconveniencia de tal medida  y entonces, no sólo la señal fue recuperada sino que en Moscú, hubo reuniones de equipos técnicos para mejorar el vínculo.”

Chiuhido no avanza

“El otro punto álgido de la relación lo constituyó Chihuido”, continuó el experto. “Un consorcio ruso-español-argentino ganó la licitación pero no es fácil la negociación entre ambos gobiernos por la tasa de interés de financición del proyecto. Ante el fastidio del gobierno ruso por el insistente pedido de baja de la tasa por parte de Macri, el propio gobierno argentino, para destrabar la situación, cambió hacia la posibilidad de incluir a los chinos, que habían perdido en el holding ganador”, explicó Montes.

“Aparentemente, durantel el último viaje del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, hace algunos días a China se consiguió que entrasen en el proyecto. Chihuido empezará a construirse en el 2017, tendrá una inversión de 2.200 millones de dólares y 5.500 puestos de trabajo.”

Fernando Riva Zucchelli, periodista y director de la revista Noticias Urbanas, dijo a RBTH que el 2016 se visualizaba de antemano como un año bisagra a partir del cambio del gobierno en Argentina. Según él, “la "sociedad estratégica" (que aún continúa al decir de las partes) sumaba en el anterior período una "amistad" fuera de lo común entre ambos gobiernos”.

Además “el giro hacia la derecha que ha tenido lugar en la región tampoco ayudó a consolidar este año las relaciones políticas y económicas que, si bien en el intercambio comercial entre los países supera los 1.000 millones de dólares, nunca se disparó en la década pasada y se encuentra estancada y ante un panorama desalentador, sobre todo, por las condiciones macroeconómicas mundiales y particulares de los dos países.”

Para el analítico, “el único encuentro entre los presidentes fue una cita en las márgenes del G-20 en donde no se dijo nada nuevo. El esquema de grandes obras, sobre todo en la cuestión energética, parece no tener buenas condiciones de avance en la Argentina, incluso la represa de Chihuido que estaba bastante avanzada la negociación cayó nuevamente en el pozo de una diferencia de financiación nuevamente solicitada a la baja por Argentina”. Subrayó que “la llegada del Centro de Exportación de Rusia fue la noticia más atractiva del año en este campo”. El establecimiento de la representación del Centro en Argentina se prevé para 2017. Su objetivo principal es promover las exportaciones entre ambos países.

El caso RT

El director de Noticias Urbanas opinó que “desde el plano cultural y comunicacional, Argentina y Rusia deberían fortalecer sus relaciones a través de emprendimientos digitales y audiovisuales, quizás mixtos, ya que así se consolidan como los métodos de comunicación más efectivos y acercan culturas. Esta iniciativa debe servir para mostrar en todas las plataformas lo más atractivo, seductor y conveniente de cada país y contrarrestar la visión de Occidente a través de su imperio mediático, esa visión negativa de los países que genera distanciamiento en todos los niveles de la relación”, concluyó el experto.

Alejandro Raele, presidente de Cámara Regional Argentino-Rusa de Comercio, Industria, Bodegas y Agroalimentos (CRACIBA), dijo a RBTH que las relaciones entre ambos países “entraron desde el principio del 2016, con el cambio de gobierno de la Argentina, en una fase pendular, que actualmente se aleja de su eje, es decir, vivimos una etapa de alejamiento”.

Cree que “ha sido un año de replanteos y de redireccionamiento de la acciones. América Latina está dando un giro político hacia la derecha y más alineada con Europa y EEUU, pero la llegada de Donald Trump y los serios problemas económicos de Europa, ayudan a repensar nuevos escenarios entre los que Rusia volverá a recuperar un importante lugar en el intercambio comercial global, tanto de Argentina como del resto de Latinoamérica”, considera Raele.

Para el experto en comercio internacional, “es una lenta recuperación, no en los índices económicos del intercambio, pero sí de la reanudación de misiones políticas, comerciales, culturales y científicas, que comenzaron en el segundo semestre del año”.

Cree que hay “novedades importantes, ya que no se descarta el viaje a Moscú del presidente argentino, Mauricio Macri, tras la visita a China en el primer cuatrimestre del nuevo año”.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook