El Banco de Desarrollo de los BRICS define su nueva estrategia

5 de abril de 2017 Veronika Usacheva, para RBTH
A principios de abril tuvo lugar la segunda reunión del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS. Apoyará la financiación de proyectos de desarrollo y promoverá la creación de una nueva arquitectura financiera global.
Mumbai roads
El primer crédito para un proyecto indio financiará la construcción de carreteras. Fuente: Zuma/Global Look Press

La segunda reunión anual de los miembros ejecutivos del Banco de Desarrollo de los BRICS tuvo lugar en Nueva Delhi a principios de abril.

La iniciativa que lanzaron los países BRICS en la última cumbre de Goa acerca de la creación de una nueva arquitectura financiera global toma cada vez más fuerza. Este grupo está dispuesto a contar con una divisa de reserva estable para evitar tener qe solicitar ayuda financiera a EE UU, que domina las instituciones multilaterales como el FMI.

Por el momento, el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS (NBD), el Fondo de Reserva y el Banco Asiático de Infraestructuras -en los que China, India y Rusia son los principales participantes- son instituciones que tratan de proporcionar financiación a las grandes demandas en inversión de los países del grupo. 

El Nuevo Banco de Desarrollo apoya inversiones en proyectos de desarrollo sostenible, lo que incluye infraestructuras, economía verde, suministro de agua y ciudades inteligentes.

El pasado 1 de abril el ministro de Finanzas indio, Arun Jaitley, declaró que el NBD había aprobado el primer crédito para un proyecto indio, que financiará la construcción de carreteras en la región de Madhya Pradesh.

“El NBD pone su primera huella en India”, indica Jaitley. “Hemos propuesto proyectos que ascienden a 2.000 millones de dólares financiados por el NBD, que espero que se examinen con atención”, añadió.

Hasta el momento el único proyecto financiado por el NBD en Rusia es la construcción de dos pequeñas plantas de generadores energía hidráulica en Carelia -Beloporojskaya HPP-1 y Beloporojskaya HPP-2- que se realiza junto con el Banco Euroasiático de Desarrollo. El proyecto que tiene un presupuesto de 209,5 millones de dólares lo realiza la empresa Russian Nord Hydro y se espera que esté listo para finales de 2019. El NBD a acordado entregar dos créditos, de 50 millones de dólares cada uno, para el proyecto.

Por su parte, Ferrocarriles Rusos también negocia un crédito de 1.000 millones para el tren de alta velocidad entre Moscú y Kazán.

Además, el NBD ha firmado memorándums de entendimiento con el Banco Asiático de Infraestructuras, el Banco Europero de Reconstrucción y de Desarrollo, el Banco Europeo de Inversiones, así como con el Banco de Inversiones Internacional y el Banco Euroasiático de Desarrollo.

Durante la reunión en Nueva Delhi, el consejo de administración del NBD acordó una nueva estrategia de desarrollo para el periodo 2017-21 y un procedimiento para la admisión de nuevos socios. El nuevo documento se publicará en julio.

Además, trabajará estrechamente con el Consejo de Negocios de los BRICS. En estos momentos se trabaja en la preparación de un acuerdo oficial para formalizar la cooperación, que será sobre todo de nivel práctico. También tratará sobre proyectos específicos, como el ya mencionado tren de alta velocidad entre Moscú y Kazán, que podría llegar a convertirse en un corredor de transporte Moscú-Pekín.

Por otro lado, los BRICS consideran urgente la creación de una agencia de calificación. “Ninguno de los países del grupo está contento con el hecho de otros países evalúen las expectativas de desarrollo”, declara Vladímir Dmitriev, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Rusia. 

+
Síguenos en nuestra página de Facebook