Aerograd Kolomna, el mejor lugar del mundo para aprender paracaidismo

7 de octubre de 2016 Anastasía Rupásova, para RBTH
Generalmente los turistas viajan a Rusia a pasear por la Plaza Roja o viajar en el Transiberiano. Pero cada año más personas viajan a Rusia para aprender a saltar en paracaídas, ya que en pocos lugares se enseña tan bien como en Aerograd Kolomna.
saltar en paracaídas
¿Por qué la gente va a Rusia a tirarse en paracaídas? Fuente:Igor Kalinin/RIA Novosti

En la región de Moscú existe una multitud de pequeñas y acogedoras ciudades, pero una de ellas es especial para los turistas: Kolomna, a unos 120 kilómetros de Moscú.

Kolomna, una acogedora ciudad situada a 120 km de Moscú, atrae a los turistas por su historia y por sus famosas rosquillas y su pasta de frutas.

Además de eso, a 20 minutos en coche de la ciudad existe desde hace más de 15 años un club de vuelo en el que se puede aprender a saltar en paracaídas o a pilotar un avión. En el ámbito profesional se considera que Aerograd es una de las mejores fraguas de paracaidistas de Europa. ¿Por qué los extranjeros prefieren esta zona de paracaidismo antes que cualquier otra de las zonas europeas?

Por qué Kolomna

sonic-photo.rusonic-photo.ru

El club decidió dedicarse en serio a atraer clientes extranjeros en 2003. Entonces, el director del club, Román Valérievich Ledniov, envió información sobre Aerograd a todas las revistas de deportes extremos del extranjero. “La gente comenzó a venir en masa”, comenta el instructor de saltos en paracaídas, Daniil Borovéyev —. “La razón principal del éxito es que nuestro club es más barato que cualquier otro de Europa o Estados Unidos, incluso teniendo en cuenta el vuelo y el alojamiento. El clima en verano es mucho mejor, y las condiciones meteorológicas, evidentemente, influyen mucho en la formación”.

En total, en Aerograd trabajan 40 instructores, tres de ellos con extranjeros: dos llevan a cabo la formación y uno enseña la teoría sobre el AFF (Accelerated Freefall) en inglés. Daniil es uno de ellos, y actualmente tiene un alumno de Turquía llamado Funda.

Daniil cree que lo más complicado a la hora de formar a estudiantes extranjeros es la barrera idiomática. “En algunas ocasiones surgen problemas de índole psicológica por esta razón. Cada país tiene un código cultural propio, una mentalidad distinta. Lo que para los rusos es gracioso o serio, a un egipcio, un francés o un chino puede parecerles todo lo contrario” — señala Daniil —. “Generalmente intentamos que los estudiantes se relajen con bromas. Pero no todos entienden el humor ruso, y por ello puede crearse una tensión todavía mayor. Por eso, con algunos estudiantes debemos trabajar más la parte psicológica.

Aerograd entra en la liga internacional

 
1/6
 

Desde hace tiempo, Aerograd invita a especialistas de todo el mundo durante la temporada de verano. Por una tarifa especial, los estudiantes pueden aprender la teoría, la técnica y otras especialidades, como el vuelo libre, el swooping, el estilo libre o las acrobacias en grupo con un instructor extranjero.

Además, en Aerograd cada vez se celebran competiciones internacionales con más frecuencia. “Este año hemos acogido la competición amistosa de grandes formaciones Friend’s meet 2016. También hemos celebrado varias etapas de los mundiales de swooping”.

Meltem Funda Sakik, Turquía

Unos amigos me contaron que Kolomna era un buen lugar para los paracaidistas y que los precios eran buenos. La segunda razón es que había oído que Daniil era muy buen instructor.

Esta es la segunda vez que viajo a Rusia. Tengo muchos amigos aquí, y Daniil es uno de ellos. Es un entrenador muy profesional. Me ha convertido en un “paraschutist” (paracaidista). ¡Y he aprendido a hablar ruso!

Matan Raveh, Israel

Vine a Aerograd porque mis amigos paracaidistas me lo recomendaron. El paracaidismo en Israel es extremadamente caro y el nivel profesional no es tan bueno. Por ejemplo, el curso de AFF en Israel cuesta unos 2500 dólares. En comparación, mis vacaciones completas en Rusia incluyendo los vuelos, el curso AFF, los saltos adicionales, los taxis, el hotel, la comida y el permiso, entre otras cosas, me han costado unos 4300 dólares.

En general, Aerograd es un lugar fantástico, el ambiente es muy bueno. El único inconveniente es que está muy lejos de todas partes.

 

+
Síguenos en nuestra página de Facebook