Nueva biblioteca de San Petersburgo con aire de Borges

3 de febrero de 2017 Aleksandra Gúzeva, RBTH
'La capilla de los libros' es una biblioteca privada que abrió sus puertas en diciembre y cuenta con una colección de libros raros de los siglos XVI al XIX.
library
Fuente: Servicio de prensa

La editorial Alfaret San Petersburgo abrió en diciembre de 2016 la biblioteca más cara de Rusia, llamada 'La capilla de los libros'. Decorada en un estilo gótico medieval alberga una colección de más de 5.000  libros raros de los siglos XVI-XIX, todos ellos editados por Alfarte.

La biblioteca tiene distintas salas temáticas: por ejemplo, “Libro de guerra” o “Libro de viajes”. El lema de los creadores es una cita de Jorge Luis Borges: “Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca”.

El precio medio de un libro oscila entre los 30.000 y los 50.000 rublos (500-840 dólares), pero hay también algunos bastante más caros, dependiendo de la rareza del libro, su formato, materiales, número de ilustraciones, etc.

Fuente: Servicio de prensaFuente: Servicio de prensa

La entrada en todas las bibliotecas públicas rusas es gratuita. Pero para tener acceso al misterio de la “Capilla” durante cuatro horas hay que pagar 7.000 rublos (115 dólares), y también se puede comprar una tarjeta regalo por 4.000 rublos (unos 67 dólares) válida para dos horas.

La editorial Alfaret se dedica a reimprimir y reproducir facsímiles de joyas literarias rusas e internacionales y sus representantes reconocen que la “Capilla” está pensada en primer lugar para los clientes de la editorial, coleccionistas e historiadores profesionales.

Fuente: Servicio de prensaFuente: Servicio de prensa

“Para los verdaderos amantes de los libros se ofrece la compra de distintos paquetes de servicios. Dependiendo del tiempo que se desee pasar en la biblioteca puede costar hasta varios millones de rublos. Además, la biblioteca ofrece una amplia gama de servicios como sesiones de fotos, rodaje cinematográfico en su interior o visitas guiadas por la biblioteca.

“Nuestros clientes potenciales pueden ser empresarios que, en lugar de pasar una velada en un restaurante, por ejemplo, pueden optar por visitar nuestra biblioteca y en la tranquilidad y el silencio de nuestras salas descansar con un buen libro en las manos, así como llevar a cabo negociaciones u otras reuniones importantes con sus socios en un ambiente distendido”, comenta a RBTH Irina Joteshova, directora del proyecto.

Los autores del proyecto cuentan con que entre los visitantes de la “Capilla” se encuentren también políticos y representantes del ámbito cultural, así como todos aquellos a quienes un libro en papel no les deja indiferentes.

Más información aquí (en ruso). 

+
Síguenos en nuestra página de Facebook