Las tradiciones más curiosas de Máslenitsa, el carnaval ruso

24 de febrero de 2017 Oleg Krasnov, RBTH
Baños sin ropa, blinis en el pelo y otros comportamiento algo extraños que afortunada o desafortunadamente no se han mantenido hasta nuestros días.
Maslenitsa
El símbolo de Máslenitsa son los blinis que por su forma y el color recuerdan el sol de primavera. Fuente: Dmitri Divin

Máslenitsa es una antigua festividad eslava de origen pagano y es la única fiesta de este tipo que ha sido reconocida por la Iglesia ortodoxa rusa. Este año máslenitsa se celebra entre el 20 y el 26 de febrero. El blin o panqueque es el principal símbolo. Preguntamos a Vladímir Deviátov, cantante y folklorista, además de director del Centro de Cultura y Arte Rusos que nos dijera cuáles son las tradiciones más extrañas asociadas a máslenitsa.

Baños sin ropa

 

Fuente: Dmitry DivinFuente: Dmitry Divin

 

En los pueblos situados a orillas del río Tavda en la región de Sverdlovsk (más de 1.500 km al este de Moscú), los residentes solían parodiar el ritual de purificación de la mala suerte con una bania, baño ruso. La gente salía desnuda a la calle y, a vista de todos, imitaba los movimientos que una persona hace cuando está en la bania, como muecas y cantar cancioncillas. Esta especie de striptease paródico se sigue celebrando en esta zona.

Peinados de blini

Fuente: Dmitry DivinFuente: Dmitry Divin

 

Hasta mediados del siglo XIX, en la región de Vólogda (unos 300 km al norte de Moscú) las jóvenes decoraban su pelo tejiendo blinis a sus trenzas. Creían que esto las protegería de espítirus malignos y que también podrían atraer un marido, gracias a esta demostración de destreza. En algunos pueblos se practicaba otra versión; los blinis se utilizaban para decorar el kokoshnik, el tocado ruso tradicional.

Besos a montones

Fuente: Dmitry DivinFuente: Dmitry Divin

 

Máslenitsa también establecía una especie de competición entre los recién casados. Las jóvenes parejas se quedaban a las puertas de sus casas y se besaban para que todo el mundo lo viera, a veces se les enterraba en la nieve o se rociaban con ella.

 

Cuando las jóvenes parejas pasaban en trineo por el pueblo se les paraba y se les tiraban zapatos viejos o paja. A veces se organizaban festivales de besos, de modo que cualquier miembro del pueblo podía ir a casa de los recién casados y besar al novio o a la novia.

Malas noticias para los solteros

Fuente: Dmitry DivinFuente: Dmitry Divin

 

Los jóvenes que no se casaban el año anterior eran castigados. Durante una semana tenían que llevar algo pesado – un pedazo de leña, por ejemplo – atado al pie o al cuello. Para poder librarse de ellos tenían que pagar o ofrecer dulces de Máslenitsa a la gente.

Mofa de una procesión funeraria

Fuente: Dmitry DivinFuente: Dmitry Divin

 

En el último día de esta semana, el Domingo del Perdón, se quema un muñeco de Máslenitsa. Es un ritual para despedir el invierno y saludar la primavera y la calidez que viene con ella. En partes de la Rusia central era habitual hacerlo así, pero en otras regiones se hacía una burla de una procesión funeraria. La gente del pueblo llevaba un muñeco por el pueblo metido en una caja que imitaba un ataúd. La procesión solía constar de un 'cura' (una joven vestida con una toga con una barba postiza hecha de cáñamo o lana), un diácono, un sacristán y un grupo de plañideros.

 

+
Síguenos en nuestra página de Facebook