Nicolás II aparece debajo de un retrato de Lenin

14 de noviembre de 2016 Oleg Krasnov, RBTH
El retrato del zar descubierto por los restauradores del la academia artística Stieglitz de San Petersburgo estuvo oculto casi un siglo.
lenin nicolas II
Restauradores de San Petersburgo se llevaron una sopresa. Fuente:servicio de prensa

Durante la restauración de un retrato a cuerpo entero de Lenin realizado por Vladislav Izmailovich hace 90 años se descubrió uno de Nicolás II en el reverso de la pintura.  El zar había estado oculto durante 90 años.

“Este enorme retrato bilateral pintado por diferentes artistas en diferentes regímenes políticos es un fenómeno único sin comparación en la historia” — relataron a RBTH en la academia.

servicio de prensa
servicio de prensa
servicio de prensa
servicio de prensa
servicio de prensa
servicio de prensa
servicio de prensa
 
1/7
 

Los descubridores fueron los restauradores de la academia artística Stieglitz de San Petersburgo, donde el Museo Ruso había enviado para su restauración el retrato en 2013. Las obras restauradas de ambos pintores se expondrán en el Museo de Arte Aplicado de San Petersburgo a partir del 30 de noviembre.

La historia de este retrato “doble” comenzó en 1896, cuando el pintor Iliá Galkin, que había retratado en varias ocasiones a los miembros de la familia zarista, creó un enorme y majestuoso retrato del zar Nicolás II, con unas medidas de 280 cm x184 cm. Fue el año de su coronación, y el cuadro se pintó para la sala de reuniones de la Escuela Comercial de Petrovski.

Tras la revolución de 1917, la mansión que albergaba dicha escuela se transformó en una escuela ordinaria. Los historiadores y científicos creen que en 1924, tras la muerte de Lenin, Vladislav Izmailovich untó varias capas de pintura al retrato del zar, y en el reverso pintó al líder del proletariado.

Lenin, de pie y con el Almirantazgo de fondo, ocupó el mismo lugar en la sala de reuniones durante casi un siglo, hasta que la dirección de la escuela decidió enviar el retrato para que restauraran el daño que había sufrido en tiempos de la URSS.

“En la parte inferior del lienzo se descubrieron varias pequeñas grietas, probablemente causadas por las bayonetas durante alguna revolución. Cabe destacar que en las radiografías del lienzo se descubrió que las cabezas de Lenin y del emperador prácticamente coincidían”, se comentó en la oficina de prensa de la academia.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook