Estudiantes extranjeros podrán trabajar en Rusia sin visado de trabajo

21 de abril de 2015 Daria Liubinskaia, RBTH
De acuerdo con las enmiendas propuestas el 9 de abril a la ley sobre ‘la situación jurídica de los ciudadanos extranjeros en la Federación de Rusia’, los estudiantes extranjeros podrán trabajar sin permiso de trabajo, pero solo en su tiempo libre.
Se prepara una enmienda a la ley actual. Fuente: Ria Novosti / Alekséi Denichev
Se prepara una enmienda a la ley actual. Fuente: Ria Novosti / Alekséi Denichev

Los cambios se aplicarán a aquellas personas que estén cursando estudios presenciales en una universidad rusa y vivan en una residencia de estudiantes. Si el parlamento aprueba la iniciativa, el inmigrante solo tendrá que presentar el registro temporal para ser contratado. La intención es que los estudiantes se puedan acoger a este régimen simplificado de inserción laboral hasta la finalización de sus estudios.

Por otra parte, está previsto aumentar la cuota de estudiantes extranjeros que pueden recibir el permiso de residencia temporal en Rusia.

Superar todos los trámites burocráticos pertinentes para obtener el permiso de trabajo es un proceso complicado y no siempre se obtienen buenos resultados. Gueorgi, un profesor de Georgia, cuenta que dio clases particulares de Física cuando era estudiante. “Me habría gustado obtener un permiso de trabajo oficial”, comenta. “Pero como podía dar clases particulares de manera extraoficial, no lo necesité”.

Alexandra, de Moldavia, sí que tuvo problemas para ser contratada como periodista. “Cuando yo estudiaba en la universidad había que obtener el permiso para trabajar”, cuenta. “Entre los documentos de la solicitud tenía que incluir una autorización del decano, ya que yo había entrado en Rusia con un visado de estudios. El decano denegaba por costumbre estos permisos, así que tuve que buscar una solución alternativa”. Alexandra comprobó entonces que las empresas rusas no suelen contratar a extranjeros sin permiso de trabajo.

“Teóricamente, pueden contratar los servicios de un colaborador autónomo, pero las empresas no tienen ningún protocolo para la tramitación de estos documentos o no les apetece encargarse del papeleo, así que procuran contratar a ciudadanos rusos”, aclara. Según la joven, perdió varios trabajos en la última fase de la contratación, cuando el empresario se enteraba de que era moldava y no tenía permiso de trabajo.

“Pero en una organización les gustó tanto mi perfil, que en mi lugar contrataron a la mujer de uno de sus empleados, a cuyo nombre ingresaban mi salario para que ella me lo entregara después a mí”, comparte.

La historia de Vukash, de Serbia, es menos optimista. “Si no eres un estudiante bielorruso o kazajo [países que forman parte de la Unión Económica Euroasiática], tendrás muchos problemas a la hora de encontrar trabajo”, comenta.

“Lo máximo a lo que puede aspirar un estudiante extranjero sin experiencia (aunque proceda de una universidad de prestigio) son unas prácticas”. Vukash dice que perdió la esperanza de encontrar trabajo en Rusia después de realizar las primeras prácticas no remuneradas en una agencia de reclutamiento de Moscú.

Las siguientes prácticas, en el departamento de inversión de una importante organización sin ánimo de lucro, confirmaron sus temores.

“Entendí que no podría aspirar a nada más, a un contrato pleno, con permiso de trabajo y visado. Todos los contratantes acababan diciendo que la legislación rusa les impedía mantenerme en el puesto, por mucho que quisieran quedarse conmigo: había muchos rusos cuyo perfil encajaba con mi cargo y, para contratar a un extranjero, hacía falta una justificación sólida”, aclara.

Al acabar la universidad, Vukash empezó a buscar un trabajo fijo, pero después de varios meses de búsquedas infructuosas decidió regresar a Serbia. 

“Aunque seas un trabajador excelente, ningún empresario ruso está dispuesto a enfrentarse a nueve fases de infierno burocrático”, añade Vukash.

“El gobierno ruso debería atraer a más jóvenes especialistas de otros países; algo que ya se hace en Europa y, por supuesto, en EE UU, que vive de la fuga de cerebros”. La contratación de estudiantes extranjeros sin permiso de trabajo es un primer paso en esta dirección”.

Lea más: “Rusia es un destino a donde uno viene a madurar”>>>

Alumnos de Argentina, México y Colombia recuerdan cómo tomaron la decisión de ir y cómo fueron sus primeros días en la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos

+
Síguenos en nuestra página de Facebook