En el pasado Festival Eurovisión 2013, celebrado en Suecia, Rusia fue representada por la joven cantante Dina Garipova (nacida en 1991), que finalizó quinta con su canción “What if” (¿Qué pasaría si?). Antes de Eurovisión, Garipova había ganado el concurso musical de la televisión rusa “Golos” (La Voz), similar al programa American Idol.

En su perfil de la red social rusa VKontakte podemos leer “Dina es la mejor voz del país. Ella puede cantar a la perfección las porciones vocales más complejas de Whitney Houston, Celine Dion y Christina Aguilera”. 

Eurovision-2013 (final): Dina Garipova – ¿Qué pasaría si?

La gente suele utilizar comparaciones para explicar o responder ciertas preguntas. Aquí ofrecemos una breve serie de rápidas preguntas respecto de las cantantes pop rusas: 

¿Existe una Janis Joplin rusa?

No. 

¿Existe una Tina Turner, Whitney Houston o Beyoncé rusa?

Ni siquiera cerca.  

¿Existe una Madonna, Christina Aguilera o Lady Gaga rusa?

Ninguna 

¿Avril Lavigne o Courtney Love?

No. 

¿Existe alguna cantante pop en Rusia?

Sí, ¡hay muchas por allí! 

¿Por qué tenemos todas esas respuestas negativas al comparar a estrellas rusas con famosas cantantes occidentales de diferentes décadas y estilos musicales? 

Porque las reglas del mundo de la música en Rusia son muy distintas y están muy arraigadas en las políticas culturales y musicales establecidas durante la dictadura de Stalin en la URSS.

Las secuelas de estas políticas fácilmente pueden observarse incluso en la Rusia de hoy.

Durante la era de Stalin, una cantante pop promedio tenía la imagen de mujer patriótica y modesta enfundada en un largo vestido gris. Los atuendos conservadores eran obligatorios: cuando estas cantantes subían al escenario, se veían como una profesora de biología de secundaria o una bibliotecaria. 

Antes de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de las artistas populares en la URSS cantaban tradicionales canciones folclóricas y baladas rusas del siglo XIX. Sin embargo, gozaban de ciertas libertades, como cuando cantaban en películas soviéticas y se les permitía bailar.

Bajo el gobierno de Stalin, muchas comedias y musicales fueron realizados en los estudios de filmación del Gobierno, como los estudios Mosfilm, en Moscú. 

Algunas estrellas de cine soviéticas cantaban canciones populares en las películas de las que participaban, lo cual las convirtió en las primeras cantantes mujeres del Estado totalitario. 

Podría decirse que la primera cantante famosa de música popular en la URSS  fue la actriz Liubov Orlova (1902-1975). Por supuesto, no podemos hacer ninguna comparación válida entre la Orlova de la década de 1930 y las cantantes pop de la actualidad, ya que durante su estrellato una estricta censura limpió cualquier dejo sexual de su imagen y sus presentaciones.  

¡No se permite la piel! 

Esta estricta regla de “ninguna sugestión sexual en el espectáculo” estuvo vigente hasta finales de la URSS como Estado. La gente aún recuerda una famosa cita, “¡No hay sexo en la Unión Soviética!”, a artículo d sexo en la urss verbalizada por una representante de un “Comité de mujeres soviéticas” durante un puente televisivo en vivo entre Leningrado (URSS) y Boston (EE.UU.) en 1986.

Orlova estaba casada con el director de cine Grigori Alexandrov, cuyas películas se hacían bajo una gran influencia de Hollywood y la fórmula de “finales felices”. Alexandrov, uno de los directores de cine preferidos de Stalin, pasó unos años en los estudios de Hollywood. 

Sus películas eran una muestra animada y enérgica de un nuevo tipo de hombre soviético. También ponía a su esposa, Liubov Orlova, en sus películas como estrella principal. Orlova poseía una voz soprano, y Alexandrov utilizaba en sus comedias sus talentos natos, incluidos cantar y bailar.  

Любовь Орлова - Журчат ручьи... ( Liubov Orlova)

Tras de la Segunda Guerra Mundial, había una demanda de cantantes que versionaran canciones patrióticas sobre los tiempos de la guerra. La respuesta fue Klavdia Shulzhenko (1906-1984). Cantaba con una voz suave y delicada, lo cual aliviaba el dolor de los ciudadanos soviéticos que habían atravesado momentos difíciles luego de la guerra. Su primer LP fue lanzado en 1954.

Obviamente, no había imágenes eróticas relacionadas con Shulzhenko. Era simplemente otra cantante pop conservadora que se veía como una agente de seguros de los años 40.  

Клавдия Шульженко Синий платочек (Claudia Shulzhenko – Chalina azul)

Tras la muerte de Stalin, comenzó una suerte de apertura bajo Jrushchov, que duró hasta mediados de los 60, cuando este último perdió su puesto como Secretario General del Partido Comunista que cayó en manos de Leonid Brezhnev. 

Durante la era Jrushchov, algunas nuevas formas de cantantes aparecieron en escena, por ejemplo, Elena Velikanova (1922-1998), con un gran éxito llamado “Landishy” (Lirio del valle).

Tontas y pegadizas melodías pop mostraron un temporal alejamiento de los dogmas culturales que permitían que sólo se lanzaran LPs de canciones patrióticas, de la clase obrera y de guerra. Además de una inmensa popularidad, “Landishy” atrajo oleadas de duras críticas provenientes de ideólogos de la línea dura soviética. 

Elena Velikanova grabó unos pocos temas populares más hasta que perdiera su aguda y clara voz como consecuencia de una mala praxis médica. En los últimos 50 años, la canción “Landishy” fue versionada en numerosas ocasiones por diversos cantantes y bandas de Rusia.  

Гелена Великанова - "Ландыши" (Elena Velikanova – Lirio del valle)

  

Гелена Великанова - "Песня первой встречи" (Helena Velikanova – Canciones de la primera cita)

Edita Pieja (nacida en 1937) era un tipo de cantante muy particular para la escena pop soviética. Nació en París y sus padres eran polacos. Llegó a la URSS como estudiante de la Universidad Estatal de Leningrado y comenzó a cantar en grupos de estudiantes aficionados.

Los rumores acerca del talento cantoral de Pieja se esparcieron por Leningrado por el boca a boca. Su carrera oficial como cantante comenzó alrededor de 1957, cuando se unió a una banda pop llamada “Druzhba” (Amistad). 

Pero lo más particular de Pieja era su acento polaco. Antes de ella, las personas con acentos extranjeros eran retratados como espías y villanos en  las películas y los medios de comunicación soviéticos.  

Эдита Пьеха - "Наш сосед" (Edita Pieja – Nuestro vecino)

Anna German (1936-1982) fue otra cantante polaca conocida por su capacidad de cantar en diversos idiomas. Muchos compositores oficialistas soviéticos escribieron canciones suaves y, a veces, tristes especialmente para ella. Apareció en escena a mediados de los 60 y se convirtió en la favorita de las mujeres soviéticas de mediana edad. 

Otras cantantes pop de países europeos comunistas amigos también fueron conocidas en la URSS, como Lili Ivánova, de Bulgaria, Radmila Karaklajich, de Yugoslavia y la checa Elena Vondrachkova.  

Анна Герман - "Эхо любви" (Anna German – Eco del amor)

En la era Brezhnev, que ahora comúnmente se llama “Zastoy” (Estancamiento) (1964-1982), algunas generaciones de cantantes de pop soviéticas llegaron a escena. Iban desde el tipo de “ama de casa” conservadora como Maya Kristalinskaya (1932-1985) y Valentina Tolkunova (1946-2010)...

Майя Кристалинская - "Нежность" (Maya Kristalinskaya - Ternura)

  

Валентина Толкунова - "Стою на полустаночке" (Valentina Tolkunova – Esperando en una estación)

… hasta las más jóvenes y enérgicas Alla Pugachova (nacida en 1949) y Sofía Rotaru (nacida en 1947).  

Алла Пугачева - "Арлекино" (Alla Pugacheva - Arlequín)

  София Ротару - "Родина моя (я, ты, он, она)" (Sofía Rotaru – Mi patria)

Poco después de la muerte de Brezhnev, llego la época de Mijaíl Gorbachov, que anunció la Perestroika. A ALGUN TEXTO SOBRE LA PERESTROIKA Se permitió que cantantes menos convencionales y menos conservadoras aparecieran en la televisión soviética, incluidas aquellas de bandas pop independientes que rápidamente saltaron a la primera plana. Masha Raspútina (1965) y Zhanna Aguzárova (1962) son sólo algunas de las que surgieron durante la perestroika.

Маша Распутина - "Играй, Музыкант" (Masha Rasputina - ¡Toquen, músicos, toquen!)

Жанна Агузарова - "Мне хорошо рядом с тобой" (Zhanna Aguzárova – Me siento bien a tu lado)

La caída de la Unión Soviética a comienzos de 1990 condujo a la creación de un nuevo estilo de negocio del espectáculo occidentalizado. Se hizo mucho más difícil para jóvenes mujeres irrumpir en las emisiones nacionales de televisión y radio, incluso para aquellas con habilidades cantorales y en el escenario.

Sin un sólido respaldo financiero con los contactos adecuados, popularmente conocido como “amante ricachón” , las puertas de los estudios de televisión y las estaciones de radio estaban cerradas para las jóvenes aspirantes a cantantes. Y sin la presencia en televisión y radio ninguna cantante podía irse de gira, ya que nadie la conocía.

Sin embargo, unos pocos nombres nuevos de cantantes tomaron relevancia en la década de los 90, como Tatiana Bulanova (1969), Aliona Sviridova (1962), y Valeria (1968). 

En los 90, Valeria estaba casada con el compositor y peso pesado del mundo del espectáculo Alexander Shulgin, que era su mánager y una pieza fundamental para que Valeria se convirtiese en una estrella. Los moscovitas aún recuerdan un gran cartel callejero que decía “Valeria, ¡la cantante que todos estaban esperando!”. 

Los 90 también trajeron nubes negras sobre la reputación de las cantantes, seguidas de rumores de que muchas hacían mímica durante las presentaciones en vivo, porque carecían de talento musical y los productores las elegían simplemente por su apariencia. 

Esta discusión acerca del uso del playback durante los shows en vivo aún es un tema álgido en Rusia. La Duma Estatal incluso aprobó una ley que prohíbe el uso de grabaciones de canciones sin un aviso especial en los carteles y las entradas a los espectáculos.  

Татьяна Буланова - "Старшая сестра" (Tatiana Bulanova – Hermana mayor)

Валерия - "Самолет" (Valeria - Avión)

En la década de 2000, cuando internet y los canales de televisión por satélite generaron una nueva posibilidad para los músicos de todo el mundo, esta tendencia también se convirtió en una nueva herramienta para ganar popularidad entre las cantantes rusas.

Los fenómenos virales y los concursos de televisión se convirtieron en la lanzadera de muchas artistas, que poco después eran reemplazadas por otra “sensación del momento”, más joven y sexy. 

Los grupos de cantantes compuestos sólo por mujeres también fueron tendencia. El grupo “Via Gra”, cuyo nombre suena como el de unas pastillas de realce sexual masculino, es conocido por la apariencia sexy de sus cantantes y los frecuentes cambios en su conformación. Ya existen más de trece excantantes de esta banda. 

Las integrantes van y vienen sin que el público lo note o se conmocione. “Via Gra” es un típico “producto de producción”, en donde uno de los grandes del negocio del espectáculo aparece con cierta idea y la hace realidad. 

Esta vez, la idea se basó en la popularidad de las Spice Girls. Algunas excantantes de Via Gra, sin embargo, han podido entablar una carrera como solistas. Vera Brezhneva, que fue miembro del grupo en una de las formaciones de “Via Gra”, ahora es una estrella pop solista en canales de música pop de radio y televisión. 

Cuando se presentó en un casting de Via Gra, el productor del grupo se enteró de que su verdadero apellido era Galushka (que significa una especie de bollo de manzana), y en su opinión era inaceptable para el mundo del espectáculo. Le preguntó de dónde era y le dijo que cambiara su apellido por Brezhneva, ya que provenía de la misma ciudad ucraniana, llamada Dnyeprodzerzhinsk, que el Secretario General Leonid Brezhnev. En 2007, fue elegida por la revista para hombres Maxim como la mujer más sexy de Rusia.

ВИА Гра - "Попытка №5" (Via Gra – Intento №5)

Вера Брежнева - "Любовь спасёт мир" (Vera Brezhneva – El amor salvará el mundo)

Cabe destacar que muchas cantantes pop rusas de las décadas del 70 y del 80 están activas y realizan apariciones en televisión, nuevas grabaciones, vídeos y recitales. No tienen planes de retirarse a pesar de que algunas tienen más de 60 años.  

Aunque los avances en la cirugía plástica y las medicinas antiedad están cambiando las reglas del mundo del espectáculo en todo el globo, incluida Rusia. Y, quizás, no estamos lejos del momento en que el público vea en el mismo escenario una nueva adolescente con otra que tiene cuatro veces su edad, mientras ambas canta a dúo “Por siempre joven”. 

Vasily Shumov es un músico, productor, artista fotógrafo y de video. Nacido en Moscú, Rusia, fue el fundador del primer Centro de bandas electrónicas y de la nueva ola moscovita (Tsentr) en 1980. Entre 1990 y 2008 vivió en Los Ángeles, California. Obtuvo un Máster en Bellas Artes del Instituto de Artes de California en 1998. Vasily cuenta con numerosas exhibiciones individuales y en grupo de sus trabajos fotográficos y de video. Su última exhibición personal artística de fotografía fue en abril de 2013, en la Casa Central de Artistas en Moscú, Rusia.

1 2