El acuerdo obliga a las partes a luchar contra la piratería, a cerrar los sitios web con contenido pirata, a destinar dinero a los raids antipiratas y acordar que se lleven a cabo este tipo de inspecciones.

Rusia tendrá que cambiar la legislación y, concretamente, tendrá que determinar la responsabilidad de los proveedores que permiten la violación de los derechos de autor, así como consultar a Estados Unidos sobre el endurecimiento de la responsabilidad administrativa por piratería.

Los norteamericanos están dispuestos a ayudar a los rusos a aprender el sistema de advertencia de copyright que, en caso de ser ignorado, supone la desconexión de internet del usuario. El jefe de una de las asociaciones de propietarios de derechos alerta que el plan puede significar dar un paso hacia la regularización de internet en Rusia que sea provechoso para los propietarios de derechos norteamericanos.

Es evidente que la firma del acuerdo con Estados Unidos es el resultado de las acciones de la industria norteamericana. Esta espera que ya es hora que Rusia empiece a funcionar con las normas aceptadas por todo el mundo, opina el director general de Universal Music Russia, Dmitri Konnov.

El director de la Federación Nacional de Industria Musical, Leonid Agoronov, explica que la base para la ley antipiratería fue establecida por el Ministerio de Comunicación hace más de un año pero hace tiempo que no se trabaja para desarrollarla.

La lucha contra el contenido ilegal, incluido la utilización de torrents, es una de las propuestas que el Ministerio de Desarrollo Económico ha acordado con el Ministerio de Comunicación, anunció una representante de la segunda cartera, Yekaterina Osadchaya. Una representante de MTS, Valeria Kuzmenko, explicó que en la actualidad los proveedores no disponen de una base legal para monitorizar y bloquear el contenido ilegal de internet, y la medida puede violar los derechos de los usuarios honestos.

Por su parte, Anna Aibasheva, representante de “Vimpelkom” considera que tiene que ser el pirata el responsable de la piratería.

Según datos del vicepresidente de la asociación “Escudo ruso”, Oleg Yashin, en Francia el sistema de advertencia funcionó: el primer aviso lo recibieron decenas de miles de usuarios, el segundo miles y el tercero, tras el cual se desconecta al infractor, solo decenas.

Artículo publicado originalmente en ruso en Védemosti.