El pasado sábado  salieron al parqué del Kremlin las mejores parejas de baile de 12 países: Gran Bretaña, Alemania, Georgia, Canadá, Lituania, Moldavia, Polonia, Portugal, Rusia, EEUU, Ucrania y Finlandia.

Rusia estuvo representada con éxito por los campeones nacionales, Serguéi Surkov y Melia, los subcampeones Antón Karpov y Ekaterina Lapaeva, los terceros del campeonato nacional Evgueni Smaguin y Polina Kazachenko y otros finalistas del campeonato ruso, entre los que se encontraban los debutantes de la temporada de baile, Román Kovgan y Natalia Rumiantseva.

  

La pareja británica compuesta por Michael Malitovski y Joanna Leunis fueron los ganadores, en segundo lugar fue para los rusos Serguéi Surkov y Melia, mientras que Maurizzio Vescovo y Andra Vaidilaite de Canadá obtuvieron la tercera plaza.

 Su últimas actuaciones no dejaron indiferentes a los espectadores, que no se contuvieron a la hora de aplaudir a sus bailarines preferidos. Joanna Leunis compartió sus impresiones con Rusia Hoy después de la actuación: "La Copa del Kremlin es para mí la competición más importante del año. Nos preparamos durante más de tres meses. Estoy muy contenta por haber conseguido el primer puesto, yo vivo para los bailes latinoamericanos. Me gustaría dar las gracias a la Unión del Baile de Rusia y al Kremlin por esta atmósfera tan cálida".

La Copa del mundo del Kremlin cumple ya su 18 edición. Este año estaba dedicada al 25 aniversario de la Unión de baile de Rusia. El presidente de la Asociación, Stanislav Popov, habló con Rusia Hoy después de la entrega de premios a los finalistas:

  

¿Cuál es la popularidad de los bailes latinoamericanos en nuestro país?

Cada Copa del mundo confirma que Rusia, hoy en día, ocupa uno de los puestos más importantes en el mundo de la danza: tanto en el baile de aficionados como en el profesional. En esta ocasión Rusia era el país con mayor representación. Esto nos habla de la excepcional popularidad que tienen los bailes latinoamericanos.

Todos han demostrado contar con una técnica al más alto nivel, pero destacaría la espléndida calidad artística, lo que no es menos importante. A pesar de que el baile se considera un deporte, reúne en sí de la forma más orgánica una carga estética, artística y moral.

 

¿Qué es lo que inculcan las competiciones de bailes latinoamericanos en los espectadores?

Estas competiciones generan en el público un sentimiento de belleza. La gente que se dedica al baile es bella independientemente de que actúen con sus trajes sobre el parqué o estén sentados entre los espectadores.

Los bailarines aprenden a ser efectistas, no tienen miedo de llamar la atención, de diferenciarse del resto. Por ejemplo, la vestimenta de nuestros bailarines es de colores llamativos: amarillos, rojos, verde combinados con piedras y lentejuelas.  Todo esto crea un efecto de resplandor.

El acompañamiento musical estuvo a cargo del grupo "7 vetrov" bajo la dirección del condecorado artista de la Federación rusa Gueorgui Musheyev. El grupo tiene un maravilloso sentimiento del ritmo de la música latinoamericana. Gueorgui Musheyev declaró a Rusia Hoy: "Estoy contento de que lo que hacemos ayude de alguna manera a un evento tan formidable como la Copa de bailes latinoamericanos en esta ciudad, una ciudad adornada por todo tipo de eventos de lo más variados. Y estamos muy agradecidos a Stanislav Grigorievich por esta posibilidad".