En el último Congreso mantenido con las propias organizaciones de compatriotas se formularon nuevas tareas. Se estableció que se pasaría de un modelo paternalista, que principalmente limitaba la ayuda de carácter humanitario a los veteranos y a aquellas personas con problemas mediante la transferencia de fondos y la prestación de asistencia material, a un trabajo orientado a facilitar la consolidación de los compatriotas en cada país, a fin de que puedan ganarse el respeto y la protección de sus derechos con mayor eficacia.

 

La gran mayoría de los rusos que viven en el exterior se quedan allí donde está viviendo,  pero quieren hacerlo en las mismas condiciones que los ciudadanos del país en el que están. Vamos a ayudarlos en estas cuestiones. Hasta ahora ha habido algún caso de discriminación, no solo en Letonia y Estonia, sino también en algunos países europeos.

 

Hay ejemplos de rusos que no pueden hacer uso completamente de sus derechos socioeconómicos y humanitarios, por ejemplo, en lo que respecta a  recibir una educación en lengua rusa.

 

Esta cuestión se ha convertido en la actividad central de la Comisión Gubernamental para los Asuntos de Compatriotas en el Exterior. La asistencia humanitaria se mantiene, pero el principal esfuerzo consistirá en ayudar a las organizaciones de compatriotas en términos de consolidación y en garantizar una situación adecuada en la vida interna del estado en el que viven.

 

También se promoverán las publicaciones en ruso. En este sentido, se ha creado una  serie de libros con el título: Rusos en.... Ya han salido ediciones de Rusos en Alemania, Rusos en Siria, también se ha presentado el libro Rusos en Inglaterra, Rusos en EE UU.

 

 Además, se ha formulado el proyecto Escuela Rusa en el Extranjero, que está a punto de conseguir financiación. El primer paso que dará será garantizar que en todos los países de la CEI, haya por lo menos una escuela que ofrezca los estándares de educación rusos. Una sola escuela quizá no sea mucho, pero a medida que aumenten los medios financieros se irá activando el trabajo.

Al mismo tiempo, es deseo del ministerio que el programa no se limite solo a la CEI, sino que se realice también en otros países donde viven muchos de nuestros compatriotas.

En cuanto a la vuelta de capital y de talentos, Lavrov explicó que no es tarea de la comisión. “Creo que aquí los métodos directivos no funcionarán. Los talentos y el capital volverán cuando sientan que en Rusia hay oportunidades para sus aplicaciones productivas y rentables. Esto es tarea del gobierno. El Consejo de Ministros y los líderes del país lo saben. Uno de los indicadores es la orden del Presidente, que tiene como objetivo crear las máximas condiciones adecuadas para la introducción de negocios. Lo importante es que todo se realice”.