Max (Danila Kozlovski) tiene 29 años y lo ha conseguido todo. Es el director comercial de una filial rusa de un gran banco francés. En su tiempo libre conduce un BMW 6, va a clubes nocturnos, duerme con carísimas bellezas, bebe whiskey y esnifa mucha cocaína.

 

En un momento todo cambia: conoce a una chica de un grupo de anarquistas y activistas del medio ambiente, una estudiante, una chica de impulsos puros que lo odia y lo desprecia como a todos los empleados, pero que en realidad, se enamora de él desde el primer momento.

 

Casi desde que se conocen, él comienza a perder todo: sus ahorros arden en un fondo de inversiones con ganancia asegurada, y tras un fracaso en una sucia lucha por el poder pierde su empleo. Termina el renacimiento del héroe en la parte trasera de un camión de la basura, después de lo cual, renovado y lleno de ideales, Max va a la policía para rescatar a la chica que ha sido arrestada por participar en una acción ilegal en las barricadas.

 

DujLess, es la adaptación cinematográfica del libro del mismo título escrito por el relaciones públicas y editor, Serguéi Mináyev en 2006. Es el análogo ruso de la aclamada 99 francos de Frédéric Beigbeder, acerca de la futilidad de la vida empresarial, la existencia sin alma y sin sentido de una clase de trabajadores de cuello blanco, directivos que comercian con aire.

 

El guión difiere bastante del libro, la acción se traslada a nuestros días (seis años en Moscú es mucho tiempo, se han actualizado las populares marcas de autos de lujo, han fracasado unos clubes de moda y en su lugar se han abierto otros, los precios de la cocaína han aumentado).

 

Mediados del 2000 fue un momento de toma de conciencia de una nueva realidad rusa, rockeros y escritores activamente ridiculizaban a la clase empresarial, al mismo tiempo que justificaban su existencia. Y resultó que esos directivos de entonces siguen siendo actuales.

 

La película del director Román Prigunov es hasta el momento la más taquillera del 2012. La suma de sus ganancias a mediados de octubre andaba alrededor de los 11 millones de dólares (que en principio es bastante según los estándares de la cartelera rusa y mucho para una película de producción nacional) y se prevé que crezca hasta los 15 millones de dólares o más.

 

El público va al cine por la mañana, por la tarde y por la noche para ver la regeneración moral de un sarcástico cínico cocainómano. Para lo que hay algunos motivos.

 

Se trata de una película bien hecha, con un vigoroso trabajo de cámara, un rápido montaje, buenos trajes, coches de lujo, mujeres desnudas (la calificación +18 se justifica plenamente), bellos edificios nuevos de la city de Moscú. El papel del personaje principal lo interpreta Danila Kozlovski un apuesto joven, actor taquillero de gran encanto.

 

En los foros y las redes sociales el público comenta que fueron a ver la película sobre todo por él. Los diálogos en la película son también muy vivos, incluyen una gran cantidad de palabrotas, lo que es inusual en el cine ruso que por lo general es mucho más puritano. Además, las palabras malsonantes resultan adecuadas, se usan exactamente en el momento en el que resultan imprescindibles, y como habitualmente, salen de boca de rusos enfurecidos o molestos. Además, la película cuenta también con una dosis de humor.  

Sin embargo, los expertos están de acuerdo en que la película ha triunfado porque coincide exactamente con las expectativas del público.

 

Es cierto que también hay diferentes expectativas. El productor, Andréi Rusánov cree que el secreto de la popularidad de la película es que es una historia de éxito. "A nadie le importa si despiden al héroe, si estafó a un amigo y si no respeta a su novia. Eso no es lo esencial. Lo que atrae es que le dio tiempo a vivir como pocos lo hacen: BMWs, trajes caros, glamour, cocaína, clubes, prostitutas de lujo, etc., eso es vida, aunque lo conduzca un callejón sin salida, lo principal es un pequeño sorbo de este lujo".

 

Serguéi Bondariov, experto en cine, autoridad y editor de la página principal de cine kinobizon.ru www.kinobizon.ru cree que es importante la caída del héroe. "Esta película es sobre el monstruo del glamour  que cae y pierde todo. A la gente le encanta ver cómo un monstruo del glamour lo pierde todo. Esta película encaja con precisión con las expectativas de la sociedad: un directivo de un banco que se convierte en un mendigo entre la basura".