Desde el año 2003 las marcas del grupo Inditex empezaron a venderse en Rusia por diferentes distribuidores. La compañía finlandesa Stockmann promovió Zara mientras que la moscovita Arts Group hizo lo propio con Pull & Bear e Intersport Rossiya con Stradivarius. En 2006, Inditex declaró que se desarrollaría por su cuenta en los mercados más importantes y retomó de los distribuidores las tiendas abiertas.

Hacia el 2007, había 30 tiendas de Inditex en Rusia y más de 3.200 en todo el mundo, y el grupo se convirtió en el tercer minorista de ropa en ganancias en el mundo después de Gap y  H & M.

Inditex cuenta con 5693 tiendas. En el primer semestre de 2012 tuvo unos ingresos de 7.200 millones de euros y es uno de los mayores minoristas de ropa del mundo. La compañía opera en 85 países.

Hacia septiembre del 2012, la red minorista en Rusia ascendió a 274 tiendas, incluyendo 58 de Zara, 50 de Bershka, 47 de Pull & Bear y Stradivarius, 18 de Massimo Dutti,  37 de Oysho, 12 de Zara Home y 5 de Uterqüe. El año pasado el minorista abrió 49 tiendas, y en los primeros seis meses de 2012, 18.

"Rusia es un mercado importante para nosotros. Nos gustaría que nuestros almacenes estuvieran en todos aquellos lugares convenientes para los clientes", dice Echevarría. El próximo año, dijo, la empresa abrirá una tienda de Zara en Vladivostok.

"Para nosotros, este es un momento histórico en el desarrollo", destacó. El negocio del minorista, la moda rápida (el concepto de redes de moda con colecciones que cambian por temporada) se basa en una logística eficiente, los gerentes de las tiendas encargan mercancía dos veces a la semana e Inditex ha conseguido que en toda Rusia los encargos se realicen en el transcurso de dos días, explica Echevarría.

Hay pocas redes minoristas federales de productos no alimenticios en el Lejano Oriente, precisamente debido a problemas de logística, dice el analista de IFC Solid,  Yelena Yushkova.

En la región en los últimos años, hay una escasez aguda de espacios comerciales, ya que no se construyen grandes centros comerciales, dijo. En Vladivostok,  no existen grandes centros comerciales, a pesar del elevado potencial de consumo de la población, confirma el director del departamento de investigación y consultoría Magazina magazínov,  Andréi Vasiutkin.

En la ciudad, dijo, ya está trabajando la competencia de Inditex: Benetton, Gant, Levi´s, Mango, Motivi, Sisley, Terranova y otros, pero la mayoría a través de socios de franquicia. En la red InCity en Vladivostok había una tienda de franquicia, y en diciembre, la cadena inaugura su propio GUM renovado en el centro de la ciudad, dice la representante de la red, Irina Alpátova.

Por el momento, Inditex no entra en la lista de minoristas más grandes de Rusia. Según estimaciones de Infoline, los ingresos del grupo español en este país hasta el 2011, aumentaron en un 20% hasta los 334 millones de euros. El propio Inditex no revela los índices por país.

El minorista español ocupa el puesto 47 en la clasificación de las mayores cadenas de tiendas en Rusia en términos de ingresos y cede ante los jugadores locales como Sportsmaster (1.150 millones de euros), Centrobuv (720 millones de euros), Gloria Jeans  (630 millones), según estimaciones de Infoline.