En la exposición celebrada el mes pasado se revivió el espíritu de los tiempos antiguos. Había cientos de maravillas técnicas, inventos curiosos y diseños. Los visitantes tuvieron la oportunidad de ver los objetos únicos del pasado y de tratar de usarlos.


El museo Tula Moto-avto-Art presentó sus objetos, que componían una interesante exposición. Según Leonid Zyakin, propietario del museo, “querían hacer una muestra ilustrativa de los objetos la historia del país, mostrar que había fábricas que produjeron scooters que siguen funcionando hoy en día”.

También estuvo presente por tercera vez el motoclub moscovita JAWA, cuyo lema es: “Jawa: la motocicleta que une a las generaciones”. Según los miembros del club, mucha gente piensa que esas motocicletas ya no se fabrican. De modo que uno de sus objetivos allí era ayudar a la marca a volver al mercado moderno. Presentaron un nuevo modelo de motocicleta, la Moscú” (2012).

 

Uno de los objetos más atractivos fue el coche antiguo Ford-T (de 1913), que se llevó desde Australia. Su propietario, Konstantín Mandilas, hizo un viaje desde Melbourne a Moscú a través de África, que le llevó casi un año.



Hubo numerosos coches antiguos. Fuente: Anastasia Yúdina.

Tal y como comentó, la aventura no estuvo exenta de dificultades, pero aún así fue muy interesante. “Había un doble motivo para realizarla: este año se celebra el centenario de dos gran viajes por carretera y el setenta aniversario de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Australia y Rusia. También quería mostrar a todos que todavía se pueden hacer mucha cosas con los coches retro”, dijo.


Pero no solo los vehículos atrajeron la atención. Hubo gran variedad de objetos antiguos, como insignias, libros, lámparas y mucho más. También había un espacio para los niños, una exposición de fotografías y otros entretenimientos.


Tal y como explicó Iliá Sorokin, organizador de Oldtimer Gallery: “Hay varios objetivos. Para algunos es una oportunidad de llevar a cabo proyectos empresariales mientras que para otro es una manera de recordar el pasado y sus buenos momentos, además de servir para unir diferentes generaciones”. Cree que la mayoría salió satisfecha.

La próxima primavera la galería volverá a abrir sus puertas a todo el mundo en Crocus Expo, Moscú.


Más información sobre la Oldtimer-Gallery.