Durante los últimos días en la red ha aparecido pornografía donde figuraba gente con pasamontañas. Después en Alemania apareció una petición para la producción de alcohol con la marca Pussy Riot, y en Inglaterra un tal Dmitri Som presentó una petición para registrar preservativos con el nombre de Pussy Riot”, anunció Mark Feiguin, abogado de una integrantes del grupo en una entrevista ofrecida al periódico 'Izvestia'.

El letrado ha decidido prevenir la aparición de más productos con el nombre del grupo punk. Según fuentes del periódico citado, la empresa 'Veb-Bio' con la que tiene relación el abogado, presentó una petición para registrar la marca en 17 categorías de la clasificación internacional de artículos y servicios. En la lista figuran bebidas alcohólicas y no alcohólicas, tabaco, cosmética, gorros, material de papelería, grabadoras y otras categorías.

Sin embargo, ni Feiguin ni 'Veb-Bio' tienen planes para la utilización comercial del nombre del grupo. El registro de la marca comercial está relacionada con la utilización cada vez más frecuente del nombre Pussy Riot por parte de personas ajenas a la banda.

La empresa 'Veb-Bio' no ha hecho ninguna propuesta para lanzar productos con la marca Pussy Riot. Por su parte, el abogado asegura que aumenta el número de personas que desean vivir a cuenta de la imagen de la banda. El producto más comercializado son las camisetas con el logotipo. “Pussy Riot no ha recibido ni un céntimo de la venta de estas camisetas”, explica Feiguin.

Anteriormente 'Veb Bio' ya había presentado una petición para el registro de la marca comercial en la categoría 41, que incluye los servicios de ocio y organización de actividades culturales y educativas. El objetivo era el mismo: defender la marca de la utilización ilegal.

El propio Feiguin explica que las chicas del grupo punk dieron su consentimiento por escrito para registrar la marca comercial. Sin embargo, todavía no está claro qué relación tienen con la empresa 'Veb Bio'. En abril, otro abogado de Pussy Riot, Nikolái Polozov, aseguró que la empresa tiene relación con los representantes de las chicas.

La decisión de patentar el nombre se tomó con el objetivo de defender a las componentes del grupo arrestadas y a las que están en libertad, de las consecuencias negativas del plagio”, explicó Polozov.

Ahora la actitud de los abogados ha cambiado. Feiguin dice que 'Veb Bio' ya fue fundada en el año 2003 y desde entonces su director general es Natalia Jaritonova. Es curioso que a pesar de que 'Veb Bio' fue declarada como compañía cinematográfica, durante toda su existencia no ha producido ni una película y no se conoce nada más sobre su actividad.

Mark Feiguin asegura que esto no es sorprendente ya que la empresa se creó precisamente como una 'empresa fantasma', es decir, una compañía que ha sido tomada por otra para utilizar su nombre y obtener así algún tipo de ventaja. El grupo la eligió de forma urgente y completamente casual, como una compañía con reputación limpia. “Simplemente cogimos los primeros documentos del reglamento que nos cayeron a las manos y los utilizamos”, aclara el abogado.

Según la valoración del centro de producción musical SEVER Production, que se ocupa de promover a intérpretes populares en Rusia, el precio mínimo de la marca Pussy Riot en este momento es de 1 millón de dólares, pero con un enfoque adecuado el valor puede crecer decenas de veces.


Artículo publicado originalmente en ruso en Izvestia.