¿En qué etapa se encuentran las negociaciones sobre el ingreso de Rusia como miembro asociado en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN)? El pasado abril las autoridades rusas prometieron empezar las negociaciones 'en un mes', pero hasta el momento no ha habido novedades al respecto.

En realidad estamos en constante contacto con la parte rusa. El CERN ha recibido una carta oficial, un memorándum, sobre las intenciones de Rusia. Esperamos obtener en breves la solicitud definitiva.

¿Qué ventajas tendría Rusia con este ingreso?

Los rusos podrán trabajar directamente en el CERN (en estos momentos Rusia envía al físicos en comisión de servicio, no son considerados empleados oficiales y no reciben ningún salario por parte de la organización, nota de la redacción.) Las empresas industriales rusas obtendrán acceso al I+D del CERN y también se convertirán en proveedoras de productos de alto contenido tecnológico por medio de un sistema de contratos y pedidos. Los investigadores rusos tendrán acceso a los programas de becas individuales para estudiantes y científicos. Rusia podrá participar en programas de instrucción, tales como el ofrecido por las escuelas del Centro, el programa de verano para estudiantes y el de docentes de enseñanza media. 

El CERN

La Organización Europea para la Investigación Nuclear es el mayor laboratorio de investigación en física de partículas a nivel mundial.

Está situado en la frontera entre Francia y Suiza, entre la comuna de Meyrin (en el Cantón de Ginebra) y la comuna de Saint-Genis-Pouilly (en el departamento de Ain).

Forman parte numerosos países de Europa. El Gran Colisionador de Hadrones está situado en el CERN

¿Qué es lo que motiva al CERN a abrirle las puertas a Rusia?

 

Un país como Rusia, potente no solo en ciencia, sino también en industria e ingeniería, siempre es un socio deseado.

Esperamos con impaciencia el comienzo de nuevas relaciones con especialistas de la industria y la tecnología, que será posible cuando Rusia sea ya un miembro asociado del CERN.

La ciencia, sobre todo en nuestro campo, está siendo cada vez más global  y el que Rusia pase a ser un miembro del CERN reflejaría bien esta tendencia.

¿Cuánto le costará a Rusia el ser miembro? ¿Podría haber alguna bonificación como la que, según la prensa rusa, ha obtenido Israel?

En esta etapa no se puede calcular cuál será el porcentaje exacto del PIB que Rusia aportará en caso de que se convirtiera en miembro. La metodología para calcular la contribución de los miembros plenos de la organización es la siguiente: se determina el presupuesto anual del CERN y se divide en partes proporcionales entre los países miembros, en base a la cantidad de la renta nacional neta.

 Los países grandes, como Alemania, contribuyen con alrededor del 20% del presupuesto anual, y algunos países pequeños, con menos del 1%. Tenga en cuenta que, en realidad, es un porcentaje del presupuesto anual del CERN y no del PIB del país.

Para los miembros asociados la situación cambia, ya que se llevan a cabo negociaciones caso por caso. Sin embargo, cada miembro asociado debe contribuir, como mínimo, con el 10% de lo que pagaría siendo un miembro pleno. En lo que se refiere a las bonificaciones, no las ha recibido ningún país, Israel incluido.

¿Cómo valora usted el papel de los científicos e ingenieros rusos en los proyectos actuales del CERN?

El CERN y Rusia tienen una larga historia de trabajo colectivo. Comenzó en los años 60 del siglo pasado y en los experimentos más recientes Rusia ha jugado un gran papel:  el país ha entregado una cantidad considerable de magnetos para el Gran Colisionador de Hadrones.  

¿Cuáles son, a día de hoy, los planes del CERN a largo plazo? ¿Son viables los planes de construir el Colisionador Lineal Internacional que esperamos ver algún día en Dubno?

Los planes a medio plazo son el funcionamiento del Gran Colisionador de Hadrones con algunas paradas para mejorarlo. Esos son los planes hasta el año 2030. Los resultados que obtenga el GCH nos mostrarán el tipo de acelerador que necesitará el CERN para los siguientes trabajos. Todas las posibilidades quedan abiertas. En lo que concierne a la ubicación del CLI, es algo que depende, en gran medida, de las políticas de las diferentes regiones del mundo.

Artículo publicado originalmente de Gazeta.ru.