Tal y como habían predicho los expertos, Rusia Unida pudo alcanzar la victoria prácticamente en todos los distritos municipales: en Jimki, Voskresenk, Egorevsk y en Serguiev Posad, donde el partido en el poder obtuvo casi el 75% de los votos.  La única excepción se dio en Pushkino, donde ganaron los independientes.

Algunos politólogos consideran que Rusia Unida pudo conseguir estos resultados porque no llevó a cabo una intensa camapaña electoral, al contrario que la oposición.  Los que no han obtenido la victoria en las urnas dicen que no confían en los resultados electorales, aunque expertos y organismos oficiales afirman que las elecciones han sido limpias y transparentes.

Sergúei Mironov, líder del partido de la oposición Rusia Justa, cree que los pobres resultados obtenidos por su partido en las elecciones se deben al uso que Rusia Unida hace de los recursos administrativos.

"Es evidente que los recursos administrativos utilizados por Rusia Unida en las elecciones legislativas en seis regiones de Rusia han sido lo suficientemente poderosos. Nosotros lo percibimos por la cantidad de violaciones de la ley y por otros sucesos a los que ya estamos acostumbrados", declaró Mironov en una rueda de prensa en la oficina de Interfax, hoy lunes.

En los alrededores de Moscú, la votación municipal que más expectación levantó fue la de Jimki. Según los politólogos, el interés se debió a que Jimki ha recibido atención a nivel federal debido a la lucha en defensa del bosque y a que la victoria de un candidato u otro suponía una muestra de lo que desea la sociedad: cambios o estabilidad.

Las encuestan de VtsIOM publicadas justo después de que se cerrasen los colegios electorales, a las 20:00 horas, mostraban que el candidato oficialista, Shajov, había obtenido el 43,8% de los votos, la opositora Chirikova el 20,6%, y Mitvold un 14,4%. Tras el recuento final, Shalov obtuvo un 47,61%.  

Los organismos oficiales también declararon que no se produjeron serias infracciones en las elecciones. El 14 de octubre se recibieron 119 quejas en las comisiones electorales territoriales, 91 de ellas procedentes de Jimki.

Problema de participación

El porcentaje de participación en las elecciones celebradas en la región de Moscú fue del 23,7%, lo que supone una menor participación que en las elecciones presidenciales de primavera. Votaron poco más de 216.000 personas.