En 2006 Venezuela compró a Rusia 24 aviones militares Su-30, convirtiéndose en el único país en Sudamérica que tiene esos aviones. En junio de 2012 Chávez anunció su intención de comprar varios Su-35.

El general mayor venezolano José Gregorio Pérez declaró que los Yak-130 podrían sustituir a los anticuados F5 estadounidenses, que Venezuela tiene ya desde 1972, y llevan mucho tiempo buscando un sustituto adecuado. El Yak-130, diseñado por la constructora Yakovlev, podría ser una buena alternativa.  

A principios de este año Moscú tuvo que anular un acuerdo de venta de 39 aparatos por 500 millones de dólares con Siria.

El Yak-130 debutó en el salón de la aviación británico de Farnborough el verano de 2012 como pieza principal de la exposición rusa e hizo varios vuelos de exhibición para compradores potenciales. Este avión es el componente principal de un complejo de entrenamiento militar que incluye un sistema integrado de control objetivo, clases por ordenador y entrenamientos especializados de pilotaje.

“El Yak-130 es a día de hoy uno de los mejores aviones de entrenamiento militar que hay”, comentaba para Rusia Hoy Vladímir Scherbakov, sustituto del redactor jefe de la revista Vzlet. “Permite preparar a los pilotos para todos los tipos de aparatos voladores de aviación militar de las últimas generaciones: aviones de asalto, de caza, etc. Gracias a su equipamiento instrumental único y a sus instalaciones de programación, con una pequeña customización se puede utilizar para entrenar a pilotos para pilotar aviones extranjeros, no sólo rusos, y esta es una ventaja importante. En cuanto a su utilización por parte de países de América Latina, el Yak-130 es ideal para regular conflictos locales, por ejemplo, en operaciones antiterroristas y en guerrillas. En caso de necesidad, este avión se puede transformar con facilidad, de un avión de entrenamiento militar a un avión de asalto ligero. Para los países de América Latina esta puede ser una muy buena compra”, añadió Scherbakov.

En el salón de aviación de Chile FIDAE, en Santiago, el Yak-130 llamó la atención de varios países suramericanos, como Argentina o Paraguay.

Características técnicas del Yak-130

Tripulación: 1 ó 2 personas

Longitud:11,49 metros

Longitud del ala: 9,84 metros

Peso máximo de despegue: 10.290 Kg

Velocidad máxima: 1.060 km/h

Distancia practicable: 2.000 km (con depósito lleno)

 

Equipamiento

Armamento de disparo: pod de cañones UPK-23-250 con cañones de 23 mm de calibre y  pertrecho de  250 proyectiles en cada uno: 2-4 unidades.

Misiles teledirigidos: clase aire-aire de corto alcance R-73, R-77_ 2-4 unidades.

Misiles no teledirigidos: Bloques B8М-1 con misiles no teledirigidos C-8: 2-4 unidades

Bombas:  inteligentes y normales

Este último canceló la compra de aviones de asalto ligeros Super Tucano, de producción brasileña, por un conflicto diplomático con Brasil relacionado con la condena por la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo realizada por parte de varios países sudamericanos, a pesar de que ya prácticamente había alcanzado un acuerdo económico por la compra de seis aviones de asalto EMB-314.

El conflicto de política exterior al que se enfrenta Paraguay en la actualidad podría hacer que se nieguen a comprar más Super Tucanos a Brasil. Esto daría a Rusia la oportunidad de redirigir las negociaciones sobre el posible desarrollo de una cooperación tecnológica y militar con Paraguay.  

La compañía Irkut se convirtió en proveedor-exportador del Yak-130. Ya se han firmado contratos con varios países, pero Irkut no ha desvelado con cuáles concretamente. La capacidad del mercado a medio plazo, según los cálculos de la compañía, es de 250 máquinas. Además, el programa gubernamental ruso de armamento para 2011-2020 prevé la compra de 65 máquinas de este tipo.