Muchos rusos que sufren depresión y requieren ayuda profesional no la reciben, escribe el diario Védomosti. La principal razón son los prejuicios: para la gran parte de la población ir a un psicólogo es 'reconocer que uno está loco'.

Desde los tiempos soviéticos, las instituciones psiquiátricas se perciben como cárceles, asegura el rotativo. La falta de la información sobre la salud mental es un escollo importante en la lucha contra la depresión.

El Día Mundial de la Salud Mental, organizado por la OMS, sensibiliza al público acerca de los problemas de salud mental y fomenta el debate franco sobre los trastornos mentales y las inversiones en servicios de prevención, promoción y tratamiento. El tema de este año es “La depresión, una crisis mundial”. El Día Mundial de la Salud Mental se celebra desde el 1992. Rusia se sumó a la iniciativa en 2002.

Para qué ir a un psicólogo, si se puede hablar lo mismo con los amigos”, es otra máxima que prevalece entre la población del país, incluidas personas con estudios superiores. Otro extremo es la autocensura de los enfermos.

El intento de evitar los contactos y cerrarse al mundo favorecen la formación de estados depresivos”, advirtió el director del Instituto de Psiquiatría de Moscú, Valeri Krasnov.

Como consecuencia, la ayuda profesional es solicitada solo por una insignificante parte de los enfermos y algunos pacientes que quieren prevenir los síntomas de la afección del siglo.

Y mientras tanto, la depresión se propaga entre la población. “Lamentablemente, el número de las personas que padecen depresión solo va en aumento”, constató el psiquiatra jefe de Rusia, Zurab Kekelidze.

Agregó que la incidencia de la depresión aumenta con la edad. Así el trastorno prevalece entre mayores de 65 años, que son diagnosticados con esa enfermedad mental entre dos a tres más veces más a menudo que representantes de otros grupos de edad.

Los especialistas piden al unísono desmitificar las enfermedades mentales y garantizar el fácil acceso al tratamiento médico para todas las personas que sufren trastornos psicológicos.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, hacia 2020 la depresión se convertirá en la principal causa de las muertes en el mundo, por encima de las enfermedades cardíacas e infecciosas.

Más información sobre la depresión en la página de la OMS.