El Partido Pirata de Rusia es miembro fundador oficial de la organización internacional Pirate Parties International (PPI) (http://www.pp-international.net/). De todas formas los piratas actuales no  lo tienen fácil para representar los intereses de los usuarios rusos de internet, ya que la organización todavía no está registrada. “Russki Reporter” ha conversado con el vicepresidente del partido, Stanislav Shakirov, sobre el trabajo pirata.

 

¿A qué se dedica concretamente su partido?

 

Ahora, en las elecciones para elegir al alcalde de Kaliningrado se presenta una persona de nuestro partido. Independientemente de los resultados considero que esto es un logro.

 

Por lo demás, es difícil hablar del principal objetivo, ya que hay muchas cosas. Apoyamos Wikileaks en sus momentos difíciles, nos ocupamos de elaborar la Convención de Moscú de los derechos de autor, que sirvieron de base para la intervención de Medvédev en Davos, donde hizo propuestas para liberalizar los derechos de autor en el mundo. En general, antes de nuestra aparición las cuestiones sobre la democracia directa, la democracia electrónica y el gobierno abierto en Rusia no se habían tratado adecuadamente.

 

El 1 de noviembre entra en vigor la ley sobre el registro de páginas web prohibidas,   que preocupa a muchos usuarios de internet. ¿Será un día negro para la red?

 

Probablemente no. Semejantes listas negras existen en muchos países del mundo, en Alemania, por ejemplo. En general bloquean páginas con pornografía infantil, es decir no las que tienen links a esas páginas, sino las que contienen el vídeo en sí. Una comisión social vigila que en las lista sólo entren ese tipo de páginas. Pero aquí la norma no está bien elaborada y cualquier cosa podrá caer en la lista negra. Y por eso, seguramente, la ley se utilizará con el objetivo de imponer censura política.

 

En cuanto apareció en YouTube la película “Inocencia de los musulmanes”, en Rusia se habló de la posibilidad de cerrar la página.  Antes de que se tomara la decisión, Roskomnadzor (el Servicio federal de inspección en la esfera de las comunicaciones) “recomendó insistentemente” a los proveedores  limitar el acceso a la película y la fiscalía envió cartas de aviso. ¿Cómo valora estas acciones?

 

 No sé cómo valorarlo. Es un intento de Roskomnadzor de implementar su propias iniciativas, que no están reguladas por ningún tipo de legislación. El hecho de que algunos proveedores le hicieran caso es un poco extraño: parece simplemente un intento de los proveedores de complacer al poder.

 

 ¿Podría ser que, tras la entrada en de la ley sobre el registro de páginas prohibidas, efectivamente cierren YouTube para la Federación Rusa?

 

No creo que sea posible el cierre de YouTube o de la red social VKontakte cuando entre en vigor esta ley. Todos entienden lo que pasa en Iran, Afganistán y Corea del Norte. Pero en YouTube hay muchos materiales legales que no violan ninguna ley. Si se limita el acceso a esos materiales significará que se violan los derechos humanos relacionados con la libertad de acceder a la información e intercambiarla y si se prohíbe habrá nuevas protestas. Si finalmente la ley del registro de páginas entra en vigor el 1 de noviembre, lanzaremos una web donde iremos almacenando los materiales que, según nuestra opinión, hayan sido prohibidos de forma incorrecta. Está claro que esto no los podremos hacer directamente, para que nuestra organización no sufra consecuencias, pero podemos garantizar el acceso a esos materiales incluso en caso de que estén bloqueados.

 

¿Y técnicamente cómo se puede hacer eso?

 

 Precisamente ahora no quiero hablar de eso, para que no se hagan enmiendas al decreto del gobierno.

El Fondo de desarrollo de la sociedad civil, encabezado por el exjefe de la Dirección de política interior de la administración presidencial, Konstantin Kostinim, presentó hace poco un informe expresando su preocupación porque el Internet ruso se encuentra bajo el control de servicios extranjeros como Google, YouTube, Wikipedia, Facebook, Twitter. ¿Debemos tener miedo?

 

Naturalmente, cuando cualquier cosa se convierte en un servicio de masas, allí se almacenan datos de millones de personas, y este servicio empiezan a utilizarlo los servicios de inteligencia del país bajo cuya jurisdicción se encuentra el servicio. Estoy seguro que Yandex y VKontakte colaboran de alguna forma con los servicios secretos. En general, los servicios de inteligencia pueden supervisar las distintas redes sociales.

 

En el informe de Kostin se mencionan los servicios extranjeros, en particular en el contexto de una influencia importante en la vida política del país y en las futuras elecciones del año 2018.

 

Las últimas elecciones demostraron que Internet está influido precisamente por  la administración del Kremlin: los constantes ataques de denegación de servicio a los que se vieron sometidos los medios de comunicación independientes, como "Eco de Moscú" y "Dozhd". Según la lógica de este informe, nuestros servicios de inteligencia también pueden ejercer influencia en las elecciones en Occidente, ya que el acceso a las redes sociales es igual para todos. Y si cualquier robot web o ciudadano americano se dedica por dinero a crear inestabilidad, ¿qué impide a nuestros servicios secretos hacer lo mismo en Occidente?.

 

¿Y qué pasa con la correspondencia y los datos de los usuarios, son accesibles para la CIA pero no para el FSB?

 

Dudo de que la CIA esté interesada en la correspondencia personal de Alexéi Navalni o el diputado Shleguel. Además, son muy conscientes que les pueden leer los mensajes. Y en cuanto a la actividad pública, no hay ninguna diferencia entre los servicios secretos en los que estén trabajando, los americanos o los rusos.

 

¿Qué papel tendrá internet en las elecciones del año 2018?

 

Ahora en los resultados electorales influye más bien la composición de las comisiones electorales territoriales, más que Internet. Pero para el 2018 toda la población activa del país se habrá pasado a Internet. Y ya para los próximos comicios en la Duma el principal campo de batalla por las mentes será Internet.

 

Artículo publicado originalmente en ruso en Russki Reporter.