El Capitán América se enfrenta a 'The Supreme Soviets', la amenaza que llegó del otro lado del globo. (Fuente: Capitán América #352)

 

La respuesta es muy sencilla: no existen los vengadores rusos, aunque podría matizarse, tenemos a Octobriana, tal y como se menciona en 'La Frontera Azul'. (. Octobriana es toda una amazona con resistencia a la radiactividad cuyas aventuras fueron creadas inicialmente por el checo Petr Sadecky con la ayuda Bohumil Konecny y Zdenek Burian en 1971. El matiz está en el origen, ya que Sadecky intentó falsearlo afirmando que Octobriana había sido creada en los años 60 por un grupo de artistas rusos disidentes.

Debido a que Octobriana no tiene copyright, ha habido más de un autor que la ha adoptado (John A. Short, Stuart Taylor, Robbie Morrison, Andy Clarke John Linton Roberson, …), convirtiendo sus aventuras en ya una tradición comunitaria.

Por tanto, si se buscan esos 'Vengadores Rusos' hay que ir inevitablemente al otro lado del Atlántico, ya que el cómic estadounidense está repleto de personajes de esta nacionalidad. Y es que desde hace ya unas décadas, este arte se ha convertido en un testigo más (y bastante insólito) de las relaciones ruso/soviético-estadounidenses.

Por norma general, el cómic es un reflejo del momento en el que se escribe. La obra muestra los deseos, las inquietudes y los miedos de la sociedad que la consume. De lo contrario, el cómic en cuestión deja de tener interés y desaparece.

Es paradójico que si bien hay algún que otro personaje con poderes mágicos (Sargon “El hechicero”, Wonder Woman, Thor), el público siempre ha mostrado cierta debilidad por aquellos cuyos superpoderes tengan una explicación científica clara, por mucho que se parta de un axioma más que borroso. Por ejemplo, Superman es del Planeta Krypton, a Spider-Man le picó una araña afectada por la radiación, Iron Man es el resultado de una gran inversión en I+D por parte de Industrias Stark, Hulk, de una sobredosis de rayos gamma y la mayoría de los integrantes de la Patrulla X deben dar las gracias (o no demasiado) a ciertas mutaciones genéticas.

Es obvio que el público desea sentirse identificado con sus superhéroes favoritos, hasta el extremo de saber que en algún momento se podrían obtener sus superpoderes, aun asumiendo ciertos puntos de partida imposibles.

De la misma manera, los supervillanos deben ser creíbles, no solo en su psicología, reflejo siempre de la sociedad del momento, sino en su recorrido hasta la obtención de sus superpoderes y habilidades. Y este es nuestro punto de partida, ya que gracias a esto, se puede entender como ha evolucionado la concepción de la URSS/Rusia por parte de Estados Unidos durante las últimas décadas a través de algunos de sus personajes, categorizados por años.

-         Red Guardian (1940): El superhéroe soviético por definición. Su gran enemigo es la Alemania nazi (las S.S. mataron a su familia) y en particular, Red Skull. Por esa razón, une fuerzas con el Capitán América, mostrando a los lectores como aquel país tan grande y en la otra punta del globo podía ser un gran aliado contra el mal común. No obstante, Red Guardian pasa de la dicha a la desgracia cuando la URSS deja de verse como ese aliado, para luego revivir en el momento en el que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos mejoran. Por su longevidad, Red Guardian es el ejemplo perfecto de cómo han ido evolucionando las relaciones entre las dos superpotencias.

Red Guardian pasó de ser escolta de Stalin a ser degradado injustamente, ya que “su condición de héroe soviético le eximía de la ejecución”. Fuente: Namor Annual #1.

 

-         Red Skull (1947): Se trata del segundo personaje con este nombre, ya que el primero era el oficial nazi mencionado anteriormente. Este Red Skull es un terrorista soviético que aprovecha la reputación del anterior. El mismo se infiltra en Nueva York donde se las verá con un amplio espectro de superhéroes, empezando por el Capitan América (como no podía ser de otra manera) y llegando a Spider-Man. Sin duda es una de las mejores muestras de cómo el 'demonio' cambia de alineación con el devenir de los conflictos internacionales.

-         La Viuda Negra (1964 y 1999): Hubo dos personajes que ostentron este pseudónimo en 1940, pero las soviéticas fueron las de los años 60. La primera, Natalia Romanova, es una espía de la KGB cuyas habilidades son las artes marciales y los rifles de francotirador (Dragunov, obviamente), siempre está respaldada por la más reciente tecnología. Hasta 1999, que será cuando aparecerá la segunda Viuda Negra (su discípula Yelena Belova), este personaje irá cambiando de bando, reflejo inequívoco de la evolución en la concepción de la URSS/Rusia. 

La Viuda Negra (la primera) interpretada por Scarlett Johansson en la superproducción 'Los Vengadores'. Fuente: web de la distribuidora.

 

-         Crimson Dynamo (1963): Se trata de una armadura con las mismas funcionalidades que las de Iron-Man (su eterno enemigo) y que sería pilotada por 13 personas diferentes, llegándose a crear un programa estatal de entrenamiento para la misma. Además, fruto de la paranoia espacial del momento, las dos primeras versiones del traje contaban con un satélite que recolectaba energía solar que después se enviaba a la Tierra, un concepto imaginado por el gran Isaac Asimov en 1941 en el relato corto 'Reason',y cuyo primer diseño se describió en Estados Unidos como 'Satellite Solar Power System (SSPS)' en 1968. ¿El nombre del satélite de Crimson Dynamo? Dynamo Sputnik, por supuesto.

Crimson Dynamo Mark I, creado por el científico Anton Vanko, de origen armenio y huido a Estados Unidos. Fuente: Tales of Suspense #46.

 

-          Whiplash (2009): Aunque este supervillano surgió en 1968, no fue hasta 41 años más tarde, que un ruso lo encarnara. Para más inri, este ruso se llama Antón Vanko, compartiendo nombre con el creador del primer Crimson Dynamo y su odio contra Iron Man (está claro que a Tony Stark, o se le ama o se le odia).  En su guerra contra el superhéroe, se convierte en testigo de un gran complot internacional en el que están metidos los gobiernos de Estados Unidos y Rusia (mencionando explícitamente al Presidente Vladímir Putin). A este punto, los personajes del cómic parecen haber perdido ya ese nacionalismo que los había impulsado desde su creación para dar rienda suelta a sus motivaciones personales. De hecho, el propio Capitán América se revelaría contra el gobierno debido a la controversia de Guantánamo y una nueva ley de registro de mutantes, inspirada en el 'Patriot Act' del Presidente George W. Bush.

 

El cuarto Whiplash armado con sus terribles látigos hechos de una mezcla de alumnio 'ómnium' y 'adamantium'. Fuente: Marko Djurdjevic.

 

-          The Supreme Soviets (1989): Cuando en Estados Unidos no había uno sino varios equipos de superhéroes, el gobierno de la Unión Soviética decidió crear el suyo propio uniendo a las nuevas y viejas glorias patrias, a la vez que se enfrentan a 'Los 4 Fantásticos' o los mismos Vengadores. Algunos de sus integrantes son los siguientes: Fantasia (1989), Perun (1990) y Sputnik (1989).

-          The People’s Protectorate (1990): La evolución del anterior, con un cambio de nombres entre sus filas. Sputnik pasa a llamarse Vostok y Crimson Dynamo, Airstrike.

-          The Soviet Supersoldiers (1992): Un intento por mantener cohesionada a una nación que en aquellos momentos en que se desmembraba. Algunos de los integrantes de este son los siguientes: Profesor Phobos (1981), Ursa Major (1981), Darkstar (1976), Vanguard (1978), Titanium Man (1965) y Blind Faith (1986).

-          Winter Guard (1998): Un equipo con distintivo ruso 100% y cuyas diferencias principales con los anteriores equipos radican en su componente heroica (Rusia ahora forma parte de los “amigos”) y no tienen un conjunto fijo de integrantes, aunque repiten muchos de los anteriores.

Los cuatro integrantes actuales de Winter Guard (Red Guardian, Crimson Dynamo V, Darkstar y Ursa Major). Fuente: Darkstar and the Winter Guard #1.

 

El cómic en Estados Unidos ha sido testigo de los amores y desamores entre este país y el resto. El hecho que le confiere ese estatus de observador de excepción es, como ya habíamos analizado anteriormente, la gran acogida entre el público. El público busca aquello que se apoye en la realidad social y tecnológica del momento para luego echar su imaginación a volar. Por ejemplo, el nuevo Spider-Man (en la saga Ultimate) es de origen hispano.

Hay que aclarar que este repaso por el 'bestiario ruso/soviético' no ha sido ni mucho menos exhaustivo. Las historias de los personajes se entrecruzan no solo en el tiempo y en el espacio, sino en otras dimensiones y realidades paralelas, complicando muchísimo una visión global. No obstante, estoy convencido de que los personajes utilizados han servido para dar una muestra más de la evolución de las relaciones entre las dos potencias.

MÁS INFORMACIÓN

 

-Base de datos de Marvel

-Base de datos de DC cómics

-Cómic Vine

-Communist Superheroes (pase de diapositivas con el himno nacional cantado en inglés)

-Episodio 5 de la Temporada 1 de la serie de dibujos animados de Iron Man (1966) con la aparición estelar de Crimsom Dynamo y La Viuda Negra

1 2 3 4