La noche del pasado miércoles, unos 1.500 residentes del distrito de Mitino, al noroeste de la capital salieron a la calle en una manifestación bajo el eslogan: "No a una mezquita en Mitino", en contra de la construcción de un nuevo centro religioso islámico en su área, informa Interfax. La manifestación estaba programada a las 20:00, pero comenzó a las 19:30, media hora antes de lo previsto. La concentración estuvo controlada por las fuerzas del orden. Durante la manifestación,  los organizadores recogieron  firmas en contra de la construcción de la mezquita.

 

"Hoy recogemos firmas en contra de la construcción de la mezquita para que en la reunión de diputados municipales, que tendrá lugar seguramente en octubre tengan nuestra respuesta negativa", dijo el presidente de la Asamblea Municipal del distrito, Ígor Konónov.

 

Señaló que las firmas ayudarán a los parlamentarios a detener la construcción de una mezquita en la zona. A las 21:00 horas, la policía anunció a través de un megáfono que la manifestación no estaba acordada y pidieron a los asistentes dispersarse. Detuvieron a cuatro manifestantes aunque solo uno de ellos era un residente de Mitino, los otros tres están registrados en el centro, en el sur de Moscú y el tercero, en otra zona de las afueras de Moscú.

 

"Se procedió con ellos según el artículo  20.2 del Código Administrativo (violación de actos públicos y piquetes) ", comunicó al servicio de prensa la Dirección General del Ministerio de Asuntos Interiores en Moscú. Después de la elaboración de los informes administrativos fueron puestos en libertad, pero tendrán que el pasado viernes tuvieron que compadecer ante un juez  para determinar el monto de la multa.

 

En la red social rusa VKontakte apareció el martes una iniciativa donde los activistas llamaron a los "no indiferentes" a reunirse para expresar su oposición a la construcción de mezquitas.

 

Muchos residentes de la zona temen que durante las fiestas religiosas el centro islámico atraiga a miles de creyentes musulmanes y dificulte el flujo normal de los transportes y tenga un efecto llamada sobre el distrito. 

La construcción de la mezquita se anunció a principios de septiembre, cuando la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana aprobó la propuesta de conceder al Centro Islámico Asociado de las organizaciones musulmanas en Rusia una superficie de 0,35 hectáreas en la calle Barishija, 57.

 

En agosto de este año, el Consejo de muftíes de Rusia propuso la construcción de una mezquita en todos los distritos de Moscú.

 

El presidente de la organización, Ravil Gainudtin informó entonces que un musulmán devoto debe orar cinco veces al día, y para eso necesita una mezquita en las proximidades. Poco antes, el muftí de Moscú y Rusia Central Albir Krganov dijo que los clérigos musulmanes piden una gran mezquita.


Se considera que en Moscú solo hay cuatro mezquitas, además de otra mezquita chiíta en la embajada iraní. El portal de mezquitas de Rusia  informa de que en la ciudad hay siete mezquitas, sin contar las casas de culto. Además, en Moscú viven, según diversas fuentes, entre dos y cinco millones de musulmanes.