Sobre esta idea del fondo de desarrollo especializado en infraestructuras habló para RBC Daily el director general de ‘Balnearios del Cáucaso del Norte’, Alexéi Nevski.  “Por desgracia, hoy en día se tiene la impresión equivocada de que basta con construir infraestructuras para que los inversores se animen a invertir dinero en la edificación de resorts”, se quejó y añadió que sólo se puede atraer inversión a gran escala con serias garantías por parte del Estado.

 

Se supone que el fondo de desarrollo bajo garantía estatal atraerá grandes sumas de dinero del mercado, como, por ejemplo, fondos occidentales. Los recursos obtenidos serán destinados a cada proyecto de la corporación rusa. De esta manera, el Estado participará con el 50% de los recursos financieros; el sector privado, con el 20% y el resto se obtendrá mediante créditos bancarios. “De acuerdo con este modelo, los bancos concederán con mayor facilidad los créditos correspondientes”, aseveró Nevski.

 

Se ha pensado también el mecanismo de pago con los primeros inversores. BCN está dispuesto a registrar el sistema de salida de capital de los proyectos comerciales construidos: sus participaciones se ofrecerán a nuevos compradores o a los mismos inversores. La propuesta se presentó en una reunión de la comisión gubernamental para el desarrollo del distrito federal del Cáucaso del Norte, celebrada en Grozni el 19 de junio de este año. También se discutió de ello en la reunión con el viceprimer ministro Alexánder Jloponin, después de que el primer ministro Dmitri Medvédev ordenara que se trabajara en esta iniciativa.

 

En ‘Balnearios del Cáucaso del Norte” dicen que la cofinanciación es uno de los posibles modelos para desarrollar el proyecto. Es una opción óptima, ya que modelos de trabajo parecidos han funcionado bien en Turquía y en México. En el país latinoamericano, la dirección del sector turístico y el desarrollo de nuevos proyectos se regula mediante oficinas regionales gubernamentales, asociaciones, uniones y el Fonatur (Fondo Nacional de Fomento al Turismo), supervisado por el Ministerio de turismo del país. El trabajo de la organización empezó con el desarrollo de los resorts en la zona de Cancún a principios de la década de 1970. Hoy en día, esta región aporta más del 20% de todos los ingresos del sector turístico en México. En Turquía, desde 1985 hasta 1992, los inversores obtuvieron del Estado beneficios por un total de 422 millones de dólares e invirtieron en el sector 5.000 millones de dólares.

 

En Rusia, a pesar de lo atractivo de la propuesta de BCN, los inversores pueden no decidirse a ir al Cáucaso por la amenaza del terrorismo, según dicen los expertos. “En la mentalidad de los rusos está extendido el estereotipo de la inseguridad en el Cáucaso del Norte, lo cual impide que crezca el flujo turístico en la región”, asegura Stanislav Ivashkevich, director adjunto de desarrollo de la consultora inmobiliaria rusa CBRE. El vicepresidente de la Asociación de agencias turísticas de Rusia coincide en que, por ahora, no se puede hablar de ningún tipo de turismo organizado en el Cáucaso del Norte. “Allí donde ya existe un flujo de turistas tradicionalmente grande como, por ejemplo, en Kavkázskie Mineralnie Vodi, las autoridades locales están buscando formas para “luchar” contra este problema y se disponen a introducir diferentes tipos de complejos vacacionales”.

Para 2020, en el marco del proyecto del clúster turístico en el sur de Rusia, se planea construir una red de resorts vinculados a la práctica del esquí: Lagonaki (krai de Krasnodar, Adigueya), Arjyz (Karacháevo-Cherkesia), Elbrus-Bezengui (Kabardia-Balkaria), Mamison (Osetia del Norte-Alania), Matlas (Daguestán), Tsori y Armji (Ingushetia), así como resorts de playa en la costa del mar Caspio (Daguestán).

 

Las pistas de esquí de montaña tendrán una longitud total de casi 1.100 km, en las que se instalarán 228 remontadores. Se construirán diferentes plazas hoteleras con capacidad para 140.000 personas. La capacidad de afluencia diaria en los resorts de esquí de montaña será de 172.000 personas. Se espera que el clúster turístico del Cáucaso del Norte acogerá entre 5 y 10 millones de turistas al año. La financiación del proyecto se llevará a cabo según el modelo de sociedad estatal privada. El Estado invierte a través de ‘Balnearios del Cáucaso del Norte’ 60.000 millones de rublos en infraestructura de transportes y comunicaciones, mientras que el sector privado financiará la infraestructura del complejo.

 

Artículo publicado originalmente en ruso en RBC Daily.