En Rusia se ha descubierto un yacimiento de diamantes superduros. Así lo declaraban los científicos de Novosibirsk. El yacimiento se ubica en la frontera entre la región de Krasnoyarsk y Yakutia. Sus volúmenes alcanzan hasta varios billones de quilates, que es mucho más que todas las reservas mundiales. El yacimiento de Popigai se formó tras el impacto de un meteorito. Se descubrió  en 1970, pero luego no pudieron utilizarlo, comunicó el doctor en Geología y Mineralogía, Alexánder Portnov.

 


View Larger Map

 

"Durante largo tiempo, el descubrimiento de los impactantes diamantes se llevó a cabo en la más estricta confidencialidad, ya que sus reservas eran inusualmente grandes. Este secreto se mantuvo hasta que resultó que no se podían usar los diamantes 'impactitas' (piedras que quedan en el suelo tras el impacto de un meteorito) en la industria. La constatación de las posibilidades de su uso, de momento suena como algo sensacional con un fundamento no del todo evidente", considera Portnov.

 

El consumo de diamantes en la industria es muy grande, es aproximadamente de 5. 000 millones de quilates. Sin embargo, las piedras naturales en el mercado tienen poca demanda, comunicó el columnista de la agencia de información y análisis Rough&Polished, Serguéi Goriainov.

 

Se conocen como impactitas las rocas que derivan de la colisión de un meteorito, en este caso, una variedad del diamante que se originó por efecto de dicho impacto y que recientemente ha causado revuelo en el mundo de la Geología.

"Las aplicaciones de diamantes industriales son muchas, pero el hecho es que debido a la buena experiencia en la síntesis de cristales, en el mercado hay una gran cantidad de diamantes sintéticos, con propiedades especificas en la industria, lo cual es muy importante. Cuando se recogen de la naturaleza, no se puede garantizar cuáles serán las propiedades, por eso, la proporción de los diamantes naturales en el mercado técnico hace mucho tiempo que cayó y ahora representa una parte insignificante",  dijo.

 

Sin embargo, varias grandes empresas ya han expresado su interés por los descubrimientos de nuevos yacimientos, dijo el director del Instituto de Geología y Mineralogía, del Departamento de Siberia de la Academia de Ciencias de Rusia, el académico Nikolái Pojilenko.

"Tienen propiedades inusuales. Son más duros, en esencia mucho más duros que los diamantes corrientes que se conocen. Puede suponer una revolución en la industria de instrumental, en perforación y en el tratamiento de sustancias sólidas  porque es la sustancia más dura en la naturaleza. Se pueden utilizar en una serie de industrias de alta tecnología: electrónica, en óptica y en la fabricación de todo tipo de lentes de precisión. Tienen grandes perspectivas y grandes empresas y corporaciones como De Beers, y una serie de empresas chinas han mostrado mucho interés", dijo. Según los científicos, los recursos descubiertos del yacimiento de Popigai podrían abastecer el mercado durante 3 000 años.