El 1 de noviembre entrará en vigor la nueva ley sobre información que prevé la elaboración de una lista negra de páginas web, algo visto por la oposición como un pretexto para perseguir a los portales opositores.

Además, Nikíforov recordó que ese mismo día entra en vigor las enmiendas a la ley sobre la defensa de los niños de la información que pueda perjudicar a su salud y desarrollo.

La Fiscalía General de Rusia anunció ayer que pedirá a los tribunales la prohibición de la controvertida película "La inocencia de los musulmanes", que "ofende los sentimientos de los creyentes e instiga el odio étnico".

"Hasta la adopción de una decisión judicial la Fiscalía ha ordenado a los servicios federales de control en el ámbito de las comunicaciones que tomen medidas para frenar la propagación del contenido de la película en los medios de información", dijo Marina Grídneva, portavoz de la Fiscalía.

Grídneva subrayó que el objetivo de la demanda es prohibir la difusión de la película en todo el territorio de Rusia, donde viven unos 20 millones de musulmanes.

La Duma o cámara de diputados de Rusia informó la pasada semana de que prepara un proyecto de ley que tipifica como delito penal las ofensas e injurias contra los sentimientos religiosos de los creyentes.

En caso de ser aprobada, la nueva ley obligará al infractor a pagar una fuerte multa, realizar trabajos sociales e incluso podría ser condenado a penas de cárcel.

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, condenó los ataques terroristas contra las legaciones diplomáticas de EEUU en Libia y Egipto, pero también pidió a los Gobiernos que respondan con dureza ante las provocaciones religiosas.

"Si un Estado no reacciona de manera contundente y oportuna ante las provocaciones contra los sentimientos religiosos de la gente, entonces la gente ultrajada, indignada y humillada comenzará a defender por sí misma sus creencias e intereses", dijo