Esta obra, que vio la luz en la primera década del año 2000, exitosamente se ha presentado en Rusia, Inglaterra, Estados Unidos y España.

RH: ¿Por qué eligió una obra de los autores rusos?

MF: La historia del teatro ruso es clave para la historia del teatro mundial y, evidentemente, es uno de los pilares sobre los que se sostiene la disciplina artística. Si pensamos en los lugares en los que el teatro marcó una impronta que luego se extendió y se expandió por el mundo, debemos ir a Rusia, a Inglaterra, lugares donde la actividad teatral ha sido muy importante. La Comedia Nacional debe contar con un amplio repertorio en el que tiene que incluir a autores contemporáneos de cualquier lugar del mundo. Hoy en día tenemos a muchos compañeros que nos acercan materiales de diversos autores, de procedencia e incidencia muy diversa. En esta ocasión, Alberto Guarnieri  —quien generosamente nos envía textos de su traducción—, ha sido el responsable de hacernos llegar “Terrorismo” de Oleg y Vladimir Presnyakov, en su versión en español traducida del original ruso. La obra llegó a mi y a Jorge Bolani —actor e integrante del consejo artístico—, e inmediatamente concluimos que  esta obra tiene más que méritos para ser representada: no solo por la temática que aborda, sino porque asimismo estaríamos dando a conocer a dos autores nuevos, lo que también responde a una de las misiones de la Comedia Nacional. En cuanto a las razones por las cuales hemos deicidido hacer la puesta en escena, es porque si bien el término “Terrorismo” nos lleva a una asociación directa con los actos terroristas y sus consecuencias, en este caso, estamos ante una situación en la que los autores juegan con esta palabra, porque nos hablan de lo que representa el terrorismo en las acciones cotidianas, de cómo está instalada la violencia en el diario ir y venir de cada uno de nosotros.

Mario Ferreira (Montevideo-1966). Egresado de la Escuela Municipal de Arte Dramático, recibe, en 1990, una beca para integrar por un año el elenco de la Comedia Nacional. A partir de allí, su actividad teatral es ininterrumpida, alternando los roles de actor , docente y director. En su carrera actoral se destaca su participación en: Doña Rosita la soltera de F. García Lorca, Yepeto de R. Cossa, Gigi de Colette, Madre coraje de B. Brecht, Candida de B. Shaw, Caricias de S. Belbel, Jardín de otoño de D. Raznovich, Hamlet de W. Shakespeare, Closer de P. Marber, Tío Vania de A. Chejov , El leon en inviernode J. Goldman, La vida es sueno de Calderon de la Barca. Ha participado también en ficciones televisivas y en cine.Comienza a dirigir teatro en 1992 y desde entonces ha puesto en escena textos de Shakespeare, Miller, Ionesco, Sanchez, Caryl Churchil, Bryony Livery, David Hare, Jordi Galcerain, Gérald Sibleyras, entre otros. Su destacada trayectoria ha recibido varias distinciones (Premios Florencio, Morosoli, Iris, Fraternidad).

 RH: ¿Sería esto una forma de justificar los actos terroristas que hacen estremecer al mundo?

MF: “No es que haya una justificación a los grandes actos terroristas, sino que nos lleva a pensar si acaso, el origen, el germen de los mismos no está en el vínculo directo que cualquier individuo puede tener a nivel familiar, laboral, de compañeros de trabajo, de amigos. Esto es lo que en cierta forma plantea la obra”.

RH:  El anuncio de esta obra la presenta como una comedia actual sobre nuestra sociedad, siempre al filo del miedo y el caos. ¿Hablamos entonces de humor, de tragedia, o de ambas cosas?

MF: “Muchas cosas que presenta este espectáculo se pueden tomar hasta con humor,  ya que la obra en sí está escrita en forma de comedia y a mi entender los autores apuntan a eso. Y sin embargo, dejará cierto sabor amargo. Por un lado nos divertimos, nos reímos, ya que esto es lo que nos sostiene. Por otro nos obliga a mirar hacia dentro de nosotros mismos, a interpelarnos. Pienso que es una obra que nos interpela fuertemente a todos y ahí es cuando estamos ante un buen material trágico.

RH: ¿Sería este uno de los motivos para poner en escena esta obra?

MF: “Cuando seguimos el viejo axioma de que el teatro debe ser reflejo o espejo de la vida misma, cuando encontramos textos como este y el mismo se vivencia plenamente, programarlo se convierte en un estímulo.”

RH: ¿La obra está dirigida  a algún tipo de público en particular?

MF:  En realidad no. En general, el público que asiste a la Comedia Nacional es muy heterogéneo. Es una institución de muchos años de existencia y hay una tradición de público que la acompaña desde siempre, pero también hay mucha gente joven que viene y más cuando hablamos de una propuesta novedosa.

RH: ¿La obra prevé la interacción o cierta participación del público?

MF: La propia estructura de la obra, que si bien apuesta a contar historias a través de los actores, con escenas muy definidas y muy claras, no debe dejar al público asistiendo pasivamente. Ya que si bien una historia termina y luego empieza otra y a primera vista pareciera que nada tiene que ver una con la otra, el espectador deberá estar haciendo conexiones todo el tiempo, ya que hay una línea indeleble que une a los personajes.

 

RH: ¿Lleva esta conexión de personajes al desenlace final de la obra?

MF: La obra en sí tiene un enigma que tampoco los autores lo aclaran y tiene que ver con lo que cada uno tome. A mi entender, este es el último acto terrorista de los autores que nos dejan esta incógnita como para que nos desnudemos de todo...

FICHA TÉCNICA:

TERRORISMO de Oleg y Vladimir Presnyakov. Dirección: Mario Ferreira

Estreno: Sábado 22 de setiembre en la Sala Zaval Muniz del Teatro Solís.

Elenco: Roxana Blanco, Natalia Chiarelli, Elisa Contreras, Fernando Dianesi, Gabriel Hermano, Lucio Hernández, Claudia Rossi, Lucía Sommer, Juan Worobiov, Carlos Sorriba

Escenografía y vestuario: Gerardo Egea

Iluminación: Sebastián Marrero

Música: Álvaro Pérez

DIRECCIÓN: MARIO FERREIRA

Funciones viernes y sábados 21hs., domingos 19hs.