A tres días de la clausura oficial del evento, los organizadores de la Salón Internacional del Automóvil de Moscú culminaron el acto con un concurso para elegir el mejor vehículo del salón. El jurado lo formaban los periodistas acreditados a los que se pidió que rellenasen un formulario con sus preferencias.

Los resultados de la votación mostraron que el Bentley Continental GT Speed es el coche con el que sueñan la mayoría de los periodistas.

En la categoría de 'mejor coche urbano' ganó el Smart, que debuta en el mercado ruso.

El Mini John Cooper Works fue nombrado como el 'mejor automóvil de clase pequeña'. A los miembros del jurado les pareció un coche con un alto rendimiento. Este Mini cuenta con un motor de 1,6 litros y una potencia de 218 CV.

La mayor novedad a nivel mundial fue el Mazda 6, que resultó ser el 'mejor coche de clase media'. Además, la compañía japonesa fue también premiada por realizar la mejor presentación en la exposición.

El relativamente asequible Toyota Camry, con un motor de 2 litros y transmisión simplificada fue elegido el 'mejor coche de clase empresarial'.  

Mientras que el lujoso Rolls-Royce Ghost se hizo con el premio al 'mejor coche ejecutivo'.

La firma Renault se llevó el galardón a los 'mejores coches eléctricos'. El trofeo fue entregado por el diminuto coche electrónico Zoe, expuesto en el Salón.

Sin embargo, seguramente el premio más destacable fue el galardón al 'mejor prototipo'. Los líderes del jurado otorgaron este premio a 'AvtoVAZ' por su coche conceptual XRAY. Es, sin duda, el prototipo más brillante de la historia del gigante automovilístico ruso, por lo que fue un premio merecido.

El día 9 de septiembre el Salón acogió a los últimos visitantes. Desde que empezó el evento, más de un millón de personas visitaron el salón para conocer las últimas tendencias. El de este año ha sido el  Salón más grande de Rusia en toda su historia. Sin embargo, eso no quiere decir que fuese el año en el que se mostraron más novedades, ya que el 2010 fue más numeroso en cuanto a nuevos modelos. No obstante, el enorme espacio preparado para el evento lleno de stands era realmente impresionante. Nunca antes había habido dos pabellones llenos de automóviles y uno más con piezas de recambio. Y no sólo se llevaron a cabo presentaciones de nuevos modelos y nuevas tecnologías, sino que también se convirtió en un lugar donde pasar un rato agradable con la familia o amigos.

Además de los automóviles estuvo presente el nuevo programa del robot Asimo, creado por Honda. Pudo probarse cómo funciona en simuladores de automóviles de diferentes tipos: desde el simulador convencional al más realista con cabina hidráulica y sonido 3D. Los visitantes más pequeños pudieron demostrar sus conocimientos sobre el código vial y participar en diferentes juegos. Y, por supuesto, recibir regalos. 

El siguiente Salón Internacional del Automóvil tendrá lugar en Moscú en el 2014.

Artículo publicado originalmene en ruso en BFM.ru.