En la categoría que, por derecho propio, puede considerarse la más importante del concurso, 'Literatura rusa del siglo XIX', el premio a la mejor traducción fue para el español, Víctor Gallego, por la traducción de Anna Karenina de Lev Tolstói publicado en Editorial Alba. Esta traducción obtuvo también el el premio que otorga la Fundación Yeltsin a la mejor traducción del ruso al español.

Víctor Gallego, graduado  en el Instituto nacional de lengua rusa A. S. Pushkin, es especialista en literatura rusa del siglo XIX. Ha traducido al español cuentos de Chéjov y Lev Tolstói, poemas de Pushkin y cuentos de Turguénev, Diario de un escritor de Dostoievski, Mirgorod y El capote de Gógol. Los últimos dos años los ha dedicado a la traducción de Anna Karenina.

 Entregó el premio el director de la agencia, Mijáil Seslavinski, y en un corto discurso definió su actividad como "una constante lucha con el Ministerio de Finanzas" aunque dio esperanzas al público al declarar, en tono jocoso, que en realidad no necesita demasiado: un par de tanques canjeados por ayudas literarias.

Por su parte, el  profesor en la Universidad de Manchester, John Elsworth, obtuvo el premio en la categoría 'Literatura rusa del siglo XX', por una traducción al inglés de la novela Petersburgo de Andréi Bieli, editada en una pequeña tirada por la editorial Pushkin Press

El eslavista británico declaró: "Me he dedicado toda la vida a la obra de Bieli. Hace muchos años hice mi primer intento por traducir Petersburgo, pero no lo conseguí, no me salió nada. Me resultó muy difícil encontrar un estilo que le fuera bien en inglés. Así que abandoné el proyecto. Pero más tarde, pasados muchos años, comprendí que tenía que inventarlo yo mismo, que había que crearlo...".

 "Bieli nunca será un escritor popular", le explica Elsworth al corresponsal de Rusia Hoy. "Todos los que han estudiado su obra lo saben. Pero es interesante que todo el mundo sabe lo que dijera Vladímir Nabokov en los años 70, que Petersburgo de Bieli era una de las cuatro grandes obras del siglo veinte".

Fuente: Elena Pochetova

En la categoría de 'Poesía', el premio fue para el italiano Alessandro Niero. Presentó al concurso una traducción de uno de los fundadores del conceptualismo moscovita, el poeta y artista Dmitri Prigov, Treinta y tres textos en la Editorial Terra Ferma. Niero, autor de la antología Ocho poetas rusos, recibió el premio estatal del Ministerio de Cultura italiano a la traducción en 2006 y el premio Lerici-Pea en 2008 por la traducción y divulgación de la poesía rusa contemporánea. Actualmente da clases de literatura rusa en la Universidad de Bologna.

 La francesa Hélène Henry-Safier, se hizo con el galardón en la categoría 'Literatura rusa contemporánea' por la traducción del libro de Dmitri Bikov, Pasternak en la editorial Fayard.

Hélène Henry-Safier, profesora en la Sorbona de historia de la poesía rusa, dirige un seminario sobre teoría y práctica de la traducción literaria. Estudió y tradujo poesía rusa del siglo XX (Pasternak, Mandelshtam, Annenski, Nabokov, Ajmatova y también Brodski y Shvarts). Obtuvo en 2005 la medalla de las Artes y la Literatura.

Cada uno de los traductores ha recibido una medalla conmemorativa, un diploma y un premio en metálico de 5.000 euros.

Las editoriales que han publicado las traducciones premiadas en el concurso han recibido una ayuda de 3.000 euros para la traducción de otra obra de literatura rusa a acordar con los organizadores del premio. El 'Instituto de traducción' es una organización sin ánimo de lucro.