El comité de control de la APCE, que lleva siete años evaluando Rusia desde el punto de vista de los derechos humanos y de las libertades democráticas, ha dado un veredicto general positivo sobre la situación del país. Por supuesto, tampoco han faltado las críticas de rigor: los europeos han mencionado a Pussy Riot  y a Serguéi Magnitski,así como los polémicos proyectos de ley sobre manifestaciones y organizaciones no gubernamentales.

“La Federación de Rusia ha alcanzado un momento único en su reciente historia del desarrollo de la democracia en el país”, asegura el informe. Los especialistas no esperaban una reacción tan equilibrada por parte de Europa, especialmente después del tono hipercrítico del anterior informe, redactado en el año 2005. En aquella ocasión, el Consejo de Europa afirmaba que el fortalecimiento del 'poder vertical' de la Rusia de Putin podría llevar a la destrucción de un sistema consecuente y equilibrado. Además, la APCE expresaba su preocupación por el estado de la libertad de expresión en Rusia y criticaba con dureza la restricción de los medios bajo el pretexto de una lucha contra el terrorismo.

Siete años después, el Consejo de Europa parece ver en Rusia numerosos cambios positivos. Por ejemplo, la introducción de reformas en la ley sobre los partidos políticos,o el restablecimiento de las elecciones por voto directo de gobernadores. La APCE ve con buenos ojos la liquidación de los órganos de instrucción del Ministerio de Interior y de la fiscalía, y la consecuente creación de un Órgano de Instrucción independiente, así como las reformas presidenciales que reducen la pena por delitos económicos.

Los expertos señalan con especial énfasis el diálogo incipiente entre el poder y la sociedad. “La participación activa en la vida política del país por parte de 100.000 personas tras las elecciones de diciembre de 2011, el surgimiento de una sociedad civil activa, y un deseo simultáneo por parte del poder de escuchar las peticiones de reformas, han dado a Rusia un impulso hacia el cambio (momentum for change)”, afirma la APCE.

Al mismo tiempo, los autores del informe han declarado su preocupación en lo concerniente a los actos del poder judicial, recordando los procesos de Mijaíl Jodorkovski y Pussy Riot.

El comité de control ve la sentencia dictada a las participantes del grupo punk como desproporcionada, y piden una pronta revisión. Tampoco han pasado desapercibidas las leyes adaptadas este verano sobre las reuniones y mítines, así como la ley sobre las organizaciones no gubernamentales. Además, el informe recuerda el caso de Serguéi Magnitski, muerto en prisión preventiva en el año 2009.

En cuanto al fortalecimiento durante los últimos años del poder ejecutivo y a la limitación del pluralismo, el comité ha vuelto a dirigirse al presidente electo Vladímir Putin para pedirle un redireccionamiento “hacia la democratización del sistema en lugar de aumentar su autoritarismo”.

El proyecto de resolución de Rusia recomienda reducir “el nivel del control burocrático sobre la creación y el funcionamiento de partidos políticos”, volver a un “diálogo constructivo con la oposición, cambiar las leyes que puedan ser utilizadas para la represión de la opinión pública y la libertad de expresión”. Propone también “abstenerse de lanzar amenazas o ejercer una presión desmesurada” sobre la oposición y las organizaciones no comerciales.

En Rusia, las declaraciones de la APCE han generado una gran variedad de reacciones. “Es una postura equilibrada y en cierto modo crítica, pero esa postura va a hacer que Moscú no tema al Consejo Europeo y siga utilizándolo como espacio para el avance de la línea de política exterior de Rusia”, comentaba Leonid Slutski, director de la delegación rusa en la Asamblea.

Por el contrario, la oposición encuentra el proyecto de resolución insuficientemente duro. “El comité de control de la APCE debería establecer plazos estrictos para el cumplimiento de obligaciones. En lugar de eso se han limitado a frases comunes”, declaró en el periódico Kommersant, Vladímir Rizhkov, uno de los copresidentes del partido de la oposición RPR-PARNAS

El texto del informe será revisado en la sesión de la APCE a comienzos de octubre de este año.