Hace exactamente un año, el 7 de septiembre de 2011, el deporte ruso sufrió una de las pérdidas más terribles de toda su historia: el avión de pasajeros Yak-42, a bordo del cual viajaban los jugadores, el cuerpo técnico y el personal de servicio del club de hockey, se estrelló poco después de despegar del aeropuerto de Yaroslavl. No sobrevivió ninguno de los 37 integrantes del equipo.

El Lokomotiv Yaroslavl es uno de los clubes de hockey con más títulos en su haber en la historia reciente de Rusia. Fundado en 1959, ha cambiado varias veces de nombre a lo largo de su existencia. Accedió a la Liga superior del hockey ruso en 1987, con el nombre de Torpedo Yaroslavl y, en el 2000, adoptó su nombre actual, cuando fue adquirido por la compañía ferroviaria nacional. El club ha ganado tres campeonatos rusos, en 1997, 2002 y 2003. Casi todos los jugadores fallecidos participaban en las selecciones de diferentes países.

El accidente aéreo se produjo coincidiendo con el mismo arranque de la temporada de hockey, que en la Liga Continental empieza en septiembre. La dirección del club (que no viajaba en el avión siniestrado) enseguida declaró su intención de reconstituir el equipo. Circularon rumores incluso de que el equipo podría continuar la liga recién comenzada, pero hubo que rechazar esta idea: el equipo junior del club no podía competir con los “pesos pesados” del hockey ruso, como el Ak Bars de Kazán, el Avangard de Omsk o el Metallurg de Magnitogorsk.

Sin embargo, durante el año no se quedaron de brazos cruzados: del Lokomotiv junior fueron escogidos algunos jugadores para el futuro equipo, y la plantilla del renovado club se reforzó con veteranos jugadores procedentes de otros clubes. Como capitán del nuevo equipo se ha designado a uno de los jugadores más brillantes y con mayor experiencia en la primera liga durante las últimas temporadas, el capitán del Avangard de Omsk, Alekséi Kalyuzhny.

La composición del nuevo Lokomotiv, que participa en el campeonato de la Liga Continental en la presente temporada (2012-2013), se presentará con toda solemnidad el próximo lunes a los aficionados en el Palacio de hielo ‘Arena 2000 Lokomotiv’. Los muchachos han prometido llevar con honor la camiseta con el escudo bajo el cual compitieron los anteriores jugadores del legendario club.

El recuerdo de los jugadores fallecidos se inmortalizará el jueves en la ciudad del equipo con una placa conmemorativa, colocada en el Arena 2000. Dentro de un año está previsto que se instale en el mismo lugar un monumento conmemorativo del malogrado equipo. Su instalación se ha aplazado debido a complicaciones en el proyecto.

En el lejano Ekaterimburgo, el club de hockey Avtomobilist ya ha erigido un monumento en honor del Lokomotiv, cerca de su Palacio de hielo: los aficionados serán recibidos por una estatua de dos metros junto a la entrada que representa a un jugador de hockey con el número 37, en honor a los miembros fallecidos del equipo.

Además, el primer partido de la temporada, en el que tradicionalmente se enfrentan los equipos finalistas de la pasada temporada y que hasta el pasado año llevaba por nombre Kubok Otkrytia  (‘Copa inaugural’), ha pasado a llamarse “Copa Lokomotiv”. El primer ganador de esta competición  saldrá del partido disputado el martes en el Dinamo de Moscú.

Hoy, en el aniversario del accidente aéreo en Yaroslavl, se ha celebrado una misa de réquiem en honor a los difuntos y se han inaugurado monumentos conmemorativos en el cementerio Leontievsky y en el lugar de la tragedia. Por la noche, en la pista de hielo del Arena 2000, se celebrará un partido conmemorativo entre el equipo URSS y leyendas del hockey canadiense.

Entretanto, el renovado Lokomotiv ya se ha estrenado con su primer partido de la temporada contra el Sibir de Novosibirsk (5:2).