Según afirmó el jefe de la empresa de catering, el menú que se proveerá de forma gratuita durante el Foro de la APEC,  que se realizará entre el 1 y el 8 de septiembre en Vladivostok incluirá blinis, pero no borsch.

Corpus Group decidió eliminar del menú la tradicional sopa rusa de remolacha, repollo y carne debido a que podría ofender o afectar la sensibilidad de algunos de los invitados  provenientes de diversos países americanos y asiáticos, explicó Oleg Lobanov, director de la empresa.

“En la mayoría de los países asistentes no se consume remolacha”, afirmó. “O se utiliza para alimentar animales”.

Durante los días más ajetreados del foro, el 7 y 8 de septiembre,  hasta 5.500 asistentes desayunarán, almorzarán y cenarán, comentó Lobanov.

Corpus también tendrá que proveer a sus propios empleados, unas 2.000 personas, en su mayoría, estudiantes universitarios con contratos temporales.

La empresa ha decidido cocinar mayormente platos europeos para el acontecimiento, aunque también ofrecerá algunas especialidades locales del Extremo Oriente, como, por ejemplo, vieiras, cangrejo y diversas especies de salmón.

“Haremos hincapié en el marisco local durante las cenas, de modo que todos puedan apreciar los platos típicos de la región que están visitando”, contó Lobanov.

Inspectores bromatológicos estatales controlarán que los mariscos no presentan ningún tipo de contaminación por radiactividad, que pueda haber viajado a través del mar desde la zona en que se produjo el accidente de la central nuclear en Japón

Durante el foro, además de blinis, habrá sirnikis, es decir, tortitas hechas con queso cottage.

También habrá un restaurante que atenderá las 24 horas a los delegados, aunque este servicio será de pago. El chef francés Christophe Moisand, cedido en préstamo por el restaurante Le Celadon de París, estará a cargo de este sitio de refinada gastronomía.

Corpus accedió a tomar el contrato de catering en abril después de que una empresa francesa y otra estadounidense rechazaran la oferta, informó Lobanov. Según su director, las otras empresas —cuyos nombres rehusó revelar— dejaron pasar la oportunidad por diferentes motivos, entre los cuales se encuentra el hecho de que el lugar del evento se encontraba aún en construcción.

Lobanov lamentó que algunos equipos claves que se encuentran en el lugar del acontecimiento, el nuevo campus de la Universidad Federal del Extremo Oriente, aún no estén en funcionamiento.

“Nuestro principal dolor de cabeza es que los ascensores todavía no funcionan, a pesar de que el plazo para concluir su instalación finalizó hace mucho tiempo”, afirmó. “Nos prometieron que lo harían pronto”.

Corpus también prestará servicios domésticos en los edificios del campus que funcionarán como hoteles durante el foro.

No es la primera vez que la empresa consigue contratos de catering de primera línea. Se encargo de las comidas durante la visita del entonces primer ministro Vladímir Putin al fabricante de automóviles Avto VAZ, y de la cena para el presidente Dimitri Medvédev y la reina Margarita II de Dinamarca en su encuentro el año pasado. Corpus también presta sus servicios a las unidades de algunas de las empresas más grandes del país, como Rosatom y Power Machines.

El contrato para el Foro de APEC representa una de las tareas más complejas a las que se ha enfrentado la compañía, afirmó Lobanov. Solo los servicios que prestaron en el marco de la exhibición de armamento militar que tuvo lugar en Nizhni Taguil —en la que la empresa tuvo que alimentar a 13.000 huéspedes internacionales durante cuatro días en septiembre— supusieron un desafío comparable.

Publicado originalmente en inglés en The Moscow Times