La delegación del Ministerio de Emergencias ruso en el territorio de Krasnodar comunicó que la noche del martes al miércoles, en la localidad balnearia de Novomijaílovsk, el nivel del río Nechepsujo se elevó entre 2 y 2,5 metros, como consecuencia de las fuertes lluvias, provocando la inundación parcial del barrio y afectando viviendas, el hospital, la escuela y la guardería de la zona.


Ver mapa más grande

En total, según las administraciones locales, el desastre ha afectado a 1.837 personas y 339 edificios. Los residentes del barrio afirman haber avistado una gran cantidad de tornados el día anterior. En este caso, los meteorólogos no han confirmado la información acerca de vórtices atmosféricos.

"Las grandes precipitaciones en la costa del mar Negro están asociadas al paso de un frente frío, que a su vez se relaciona con los ciclones. En la zona montañosa, cayeron lluvias incluso más fuertes. Esto ayudó a aumentar el caudal del río", explica el responsable de la estación hidrometeorológica de la región de Krasnodar, Yuri Tkachenko. Según datos del Gobierno, los residentes del barrio fueron conscientes de la posibilidad de una emergencia dos horas antes de la primera inundación.


Tal como explicó la administración regional, los ciudadanos afectados por las inundaciones recibirán ayudas compensatorias.

Según la información facilitada por ese departamento, el Ministerio de Emergencias está trabajando en el área afectada  con un equipo de 30 de trabajadores sociales, 18 médicos de primeros auxilios y dos grupos de psicólogos. Estos últimos están preparados para ofrecer apoyo psicológico ante catástrofes de este tipo e informan a las personas que necesitan un alojamiento provisional, para quienes se ha habilitado una zona en las dependencias del gobierno local y en el centro de atención primaria. Por el momento, los equipos de apoyo psicológico han atendido a 150 residentes de la localidad de Novomijaílovsk, según comunicó la delegación sur del Ministerio de Emergencias ruso. 

Un verano difícil

Esta es la segunda inundación en la región de Krasnodar en un mes. En julio, el cielo se desplomó sobre la región de Crimea. Las víctimas de esas lluvias fueron más de 160 personas. 

La administración ha explicado que todas las personas afectadas por el desastre recibirán ayudas oficiales: hasta 10.000 rublos (unos 315 dólares) en efectivo para cubrir necesidades inmediatas, y un máximo de 150.000 rublos (unos 4.700 dólares) como compensación por las pérdidas inmuebles.