A primera vista, Jimki es una de las múltiples ciudades satélite de la capital rusa y es poco probable que las elecciones a alcalde vayan a ocupar los titulares de los periódicos rusos. Sin embargo, el pasado fin de semana, este tema hizo sombra en el espacio informativo incluso al asunto Pussy Riot.

 

Oficialmente, la presentación de los candidatos al puesto de alcalde comienza el 24 de agosto, pero los principales pretendientes ya se conocen y los expertos evalúan activamente sus oportunidades para conseguir la victoria.

Oleg Mítvol, tiene 45 años, está casado y tiene una hija. Presidente del Consejo Central del partido político ecológico Alianza Verde - Partido Popular, exprefecto del distrito norte de la Administración de Moscú. Los medios de comunicación han señalado en repetidas ocasiones la naturaleza cambiante de las relaciones de Mítvol con las autoridades, aunque recientemente los periodistas asocian al exprefecto con partidarios de la política vigente. "Cuando me dedicaba a los negocios, frecuentaba el casino. Y ahora, con sorpresa descubro, que ya no me atrae el juego. ¡En la política hay mucha más adrenalina!”.

 

El fin de semana pasado, hizo pública su candidatura Evguenia Chirikova, líder del Movimiento Ecologista en Defensa del Bosque de Jimki  y su aliado de protestas callejeras, Alexéi Navalni. Su principal competidor es Oleg Mítvol, el exprefecto del distrito norte de la Administración de Moscú. Además, otros partidos declararon su intención de presentar a sus candidatos, desde comunistas hasta miembros del partido gobernante Rusia Unida.

 

El desarrollo de esta ciudad de las afueras

 

Hace 20 años Jimki era un centro de investigación y la mayoría de su población trabajaba en fábricas cerradas. La situación cambió drásticamente después de la caída de la Unión Soviética. En una economía de mercado era difícil no darse cuenta del potencial de Jimki. Los periodistas incluso llamaron a la ciudad 'el Klondike de las afueras de Moscú' (región canadiense que tuvo un gran desarrollo debido al oro).

  

Jimki está ubicado en la autopista M10, carretera que conecta las dos ciudades más grandes de Rusia: Moscú y San Petersburgo. Además, esta carretera conecta la capital con el mayor aeropuerto de la capital, Sheremétievo. De modo que tras años como ciudad científica, se convirtió en un proyecto financiero de éxito y en la actualidad es la segunda ciudad más grande en la región de Moscú y una de las más ricas del país.

 

Sin embargo, no solo es conocida por sus logros. Los medios de comunicación rusos asocian la ciudad con el con el nombre del anterior alcalde, Vladímir Strélchenko.

 

Durante sus 10 años de gobierno, Jimki ganó notoriedad debido a numerosos conflictos. Así, en el 2004, fue sonada la ceremonia de apertura de un centro comercial que se frustró, y las declaraciones del director de IKEA en Rusia, Lennart Dalgren declarando que la administración de la ciudad extorsionó a la compañía mediante sobornos.

 

Fue también durante la época de Strelchenko que hubo un gran escándalo en relación a la construcción de la carretera Moscú - San Petersburgo. Los residentes de la ciudad protestaron activamente contra la administración del proyecto, que proponía destruir el bosque de Jimki.

 

En verano del 2010 instalaron un campamento en el bosque, cuyos participantes se enfrentaron repetidas veces con los constructores de la carretera y los guardias. Desde ese momento, los defensores del bosque fueron atacados repetidamente por personas no identificadas. El apogeo del conflicto tuvo lugar en julio, cuando tras una de las numerosas destrucciones del campamento, más de 500 anarquistas y activistas del movimiento Antifascista lanzaron bombas de humo y piedras contra el edificio de la administración Jimki.

  

Al mismo tiempo, los medios de comunicación han descrito repetidamente el lamentable estado de la libertad de expresión en Jimki. Así, en el 2006, fueron golpeados severamente dos líderes del periódico Grazhdanski Forum, por lo que poco después la publicación dejó de existir.

 

Hubo varios atentados contra el editor jefe del periódico de Jimki Grazhdánskoye Soglasie, conocido por sus contribuciones a la protección del medio ambiente. El atentado más grave fue la paliza que recibió el editor jefe del periódico Jimchínskaya Pravda, Mijaíl Bekétov, por la que quedó inválido tras su activa participación en contra de la tala del bosque.

 

Los escándalos en esta ciudad del extrarradio de la capital  se convirtieron en precursores de las protestas callejeras que se extendieron por toda Rusia después de las elecciones parlamentarias y presidenciales. Y precisamente la lucha por el bosque de Jimki es lo que llevó a la arena política a Evguenia Chirikova.

 

Carrera política con obstáculos

 

La presentación de Chirikova tuvo lugar sobre un tablado de madera en el bosque de Jimki, donde se reunió con militantes de su movimiento, Defensa Ecológica de la Región de Moscú.

 

"Evguenia, sin apoyo de ningún tipo, creó un movimiento ecológista verdaderamente popular, demostró ser una política eficaz y gran organizadora, dio a conocer el problema del bosque de Jimki a todo el país y consiguió que cesaran al anterior alcalde, a Strélchenko”, comentó en su blog el activista de la oposición Alexéi Navalni. 

 

Otros líderes de la oposición mostraron su apoyo a Chirikova, entre ellos el creador del Comité de Iniciativas Civiles, el exministro de Finanzas, Alexéi Kudrin  “Chirikova no solo es una ecologista, ha pasado al nivel de política federal”, reconoce el diputado de Rusia Justa, Dmitri Gudkov.

 

Evguenia Chirikova, tiene 35 años, está casada y tiene dos hijas. Es líder de Defensa Ecológica de la Región de Moscú y del Movimiento en Defensa del Bosque de Jimki. Se hizo conocida a raíz del escándalo en torno a la obra de construcción de la carretera Moscú - San Petersburgo y la tala del bosque de Jimki. Es un miembro activo de la oposición 'Por unas elecciones justas´. Repetidamente detenida por la policía por organizar y participar en manifestaciones no autorizadas y protestas. "No tengo intención de entrar en la política. Son los funcionarios del Estado los que hacen de mí un líder de la oposición. Y me he convertido en ciudadana muy tarde. A los treinta años".

Sin embargo, muchos todavía creen que Evguenia Chirikova no tendrá fuerza suficiente para obtener la alcaldía. La gran pregunta es: ¿conseguirán consolidar Navalni y Chirikova las fuerzas de la oposición? La oposición parlamentaria (comunistas, liberales demócratas y los de Rusia Justa) han declarado que no van a apoyar a Chirikova. “Vamos a presentar a nuestro candidato”, explicó el comunista Nikolái Vasilev. Del mismo modo, le han negado el apoyo a la activista, Rusia Justa y el Partido Liberal Democrático LDPR.

 

En contra de Chirikova aparece también a experiencia de las campañas en otras ciudades, donde conocidos blogueros y activistas de la oposición no pudieron presionar a experimentados políticos y administradores.

 

"La experiencia de las elecciones en Krasnoyarsk y Omsk demuestra que la gente prefiere votar en base a las cualidades empresariales y no ideológicas de los candidatos", dice el presidente del Instituto de Estrategia Nacional, Mijaíl Remízov.

 

Por otra parte, Chirikova se presentó en elecciones a la alcaldía de Jimki en 2009 y obtuvo el tercer puesto con un 15% de votos. Eso sí, sin haber empleado ningún medio en la campaña en su apoyo.