“Durante la guerra trabajé en el aprovisionamiento de madera”.

Kira Mijáilovna Jitrovo-Krómskaya, 85 años, descendiente de Mijaíl Kutúzov.

Fuente: Olga Ivanova.

De los hijos del capitán general Kutúzov solo sus hijas alcanzaron la mayoría de edad, por eso los apellidos de sus descendientes son distintos. Todos conocemos la naturaleza ambiciosa del capital, pero pocos saben que fue un padre muy afectivo. En el ámbito familiar, Kutúzov nunca atacaba. Cuando su hija Annushka, mi antepasada directa, dijo que quería dirigir un salón musical, Kutúzov le dio su apoyo.

Durante los años de la Seguda Guerra Mundial me evacuaron de Moscú y fui a parar a un internado: en los días de buen tiempo trabajábamos en el aprovisionamiento de madera, y en los de mal tiempo trabajábamos los heridos del hospital. Después de la guerra conseguí trabajo en el comisariado popular de comercio exterior, y trabajé en el sistema de relaciones económicas externas durante 44 años. Mi primer viaje de negocios al extranjero fue a Guinea, donde viví dos años y medio.

Regresé a Rusia y me dedico a los negocios”.

Pável Kulikovski, 51 años, descendiente de la casa de los Románov, y su mujer Liudmila.

La batalla de Borodinó fue un símbolo importante no solo para los rusos, sino también para los europeos, puesto que precisamente después de esta lucha comenzó la liberación de Europa de las tropas napoleónicas. Alejandro I, que tomó las decisiones estratégicas en la guerra de 1812, dos años después hizo una entrada triunfal a caballo en París... Por desgracia, el emperador no tuvo descendencia directa, por lo que los sucesores de Alejandro son los

Fuente: Olga Ivanova.

descendientes de sus hermanos y hermanas. Mi antepasado directo fue el hermano de Alejandro, el emperador Nicolás I.

Nací en Canadá, donde se había trasladado mi bisabuela Olga, la hija de Alejandro III. Después, mi familia emigró a Dinamarca, donde viví alrededor de 40 años. Pero en una exposición en Washington conocí a mi esposa, que es rusa. Nos casamos en Londres y desde el año 2008 vivimos en Moscú. Ahora soy el director financiero de una compañía danesa que trabaja en Moscú. 

Mis antepasados estuvieron a ambos lados de las barricadas”.

 

Dmitri Shebalin, 17 años, descendiente de los nobles Langov y del francés Jean Pasteur.

Fuente: Olga Ivanova.

Por parte de mi madre pertenezco a los Langov, pero por desgracia aún no sé con certeza los nombres de aquellos de mis antepasados que lucharon en la guerra de 1812. Además, por la rama paterna tengo antepasados franceses, uno de los cuales, Jean Pasteur, luchó del lado de Napoleón. Él fue el padre del famoso microbiólogo Louis Pasteur, hermano de mi antepasado directo.

Cada vez que visito Borodinó me cuesta imaginar que en algún momento este verdoso paraje haya sido un campo de batalla, que uno de mis antepasados haya estado en un refugio sabiendo que en cualquier momento podía estallar en pedazos... En cuanto a mí, estoy terminando el primer curso de periodismo en la Universidad Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales y participo activamente en la sección juvenil de la Asamblea de la Nobleza Rusa.

Prefiero las historias a las ovejas y las gallinas”.

 

Anna Milorádovich, 47 años, descendiente del general Mijaíl Milorádivoch, y su marido Peter Stuart.

Mi antepasado más célebre fue el general Mijaíl Andréyevich Milorádovich. En la batalla de Borodinó dirigió el flanco derecho del primer ejército, lideró las tropas en la batalla de Viazma, que fue demoledora para los franceses y persiguió al ejército de Napoleón hasta París. Le dieron el título de conde por sus méritos, pero en 1825 el decembrista Kajovski le disparó en la plaza del Senado. Seguramente por eso no he encontrado su retrato ni en la galería de los héroes de

Fuente: Olga Ivanova.

guerra en la colina Poklónnaya de Moscú, ni en Borodinó. Claro, en la URSS querían mucho a los decembristas... Pero ahora la Unión Soviética ya no existe, ¡y el retrato de Milorádovich aún no cuelga en ninguna parte!

Crecí en Montreal, Canadá, y aún vivo allí. Soy historiadora de formación.

Me dedico a la genealogía por ADN”.

 

Andréi Seslavin, 30 años, descendiente del guerrillero Alexánder Seslavin.

Fuente: Olga Ivanova.

Según la tradición de mi familia, el general mayor Alexánder Nikítich Seslavin es mi antepasado directo. Se le conoce como miembro de la guerrilla, aunque es frecuentemente olvidado. Sin embargo, su mérito no se puede pasar por alto ya que fue el primero en descubrir la retirada de las tropas francesas de Moscú, así como la dirección en la que retrocedían. El hecho de que comunicara a tiempo esta información al cuartel sin duda hizo posible el final favorable de todas las campañas.

Soy economista ejecutivo de formación, vivo en Moscú y trabajo en mi especialidad. Además de mi pasión por la historia, recientemente he desarrollado un nuevo interés: el ADN.