De acuerdo con el estudio de Zecurion, el número total de robo de información registrado en el año 2011 ha disminuido en comparación con el año 2010 de 1.014 a 819, sin embargo, la suma de daños se multiplicó. Si en el 2010 los daños causados ascendían a  3. 800 millones, el año pasado, esta cifra aumentó a 20. 600 millones de dólares. Los autores del informe señalan que la mayoría de las fugas ocurrieron en EE. UU., el 72,4%, y en Rusia sólo el 5%. Por lo tanto, podemos asumir que los rusos solo perdieron 1. 000 millones de dólares por datos robados o publicados en otro lugar sin su conocimiento.

La mayoría de las veces, la información se filtró a través de los ordenadores portátiles y teléfonos móviles (19,4%), servicios web (18,2%), ordenadores convencionales (16,1%), y dispositivos de almacenamiento electrónico (13,8%).


La directora general de la compañía InfoWatch, Natalia Kaspérskaya, duda seriamente que estas cifras reflejen por completo la realidad, sin embargo señala que la tendencia general del aumento de daños por robo de datos o información confidencial en Internet es cierta. "Es obvio que el daño causado por la fuga de datos está creciendo, en cuanto que está relacionado directamente con su número total y valor. En nuestro país y en el mundo crece cada vez más el valor específico de la información, principalmente debido a su cantidad y calidad. Ahora los delincuentes informáticos se han dado cuenta del valor de la información y han empezado a robar más y mejor ", destaca Kaspérskaya.

Elena Tol, directora de marketing técnico de la compañía ESET, cree que la fuga de información confidencial se ha generalizado y el número aumenta diez veces cada año. "Según nuestros datos, el número de daños por fugas supera las cifras mencionadas en este estudio. Además, cada día crece el número de grupos que reciben beneficio financiero de las actividades de la delincuencia cibernética", dice Elena.

Vale la pena señalar que el año pasado, debido a la pérdida de datos, la imagen de las grandes compañías de telecomunicaciones se ha visto afectada. Así, en julio de 2011 en el sitio de Megafon debido a su configuración irregular se publicaron mensajes de móvil personales. Otra fuga masiva fue la aparición en acceso abierto de datos de 1,6 millones de usuarios de la compañía de telefonía móvil MTS. La publicación de la base de datos incluía información personal de los residentes de San Petersburgo y Bashkiria.