Pasaban los días de Juegos Olímpicos y los resultados no terminaban de llegar, las medallas caían a cuentagotas. El escepticismo se apoderó de la delegación rusa y en la afición afloraba la melancolía: “Cualquier tiempo pasado fue mejor”. Pero era cuestión de fe y un poco paciencia. El equipo olímpico ruso ha sacudido el escepticismo y reivindicado su lugar preponderante en el deporte mundial en una gloriosa jornada de sábado, la penúltima de los JJOO. Nada menos que 15 medallas, 6 de oro. El objetivo marcado para Londres por el Comité Olímpico Ruso era igualar o superar las 73 medallas logradas hace cuatro años en Pekín. Con el arreón de ayer sábado, Rusia suma ya 78…

En orden cronológico, la jornada arrancó con las dos medallas en remo por la mañana. Ivan Shtyl firmó bronce en C-1 tras superar al español Alfonso Benavides en un final de foto finish. Minutos después, en la categoría K-2, la pareja Yuri Postrigay y Alexánder Diachenko dio la campanada del día ganando el oro, el segundo en remo de la historia olímpica de Rusia.

El atletismo está siendo el motor de Rusia en estos Juegos. Aporta ya 18 medallas… de las que nada menos que 8 llegaron en este sábado para el recuerdo, incluidos 4 oros. El veterano marchador Serguéi
Kirdyapkin (dos veces campeón mundial) abrió la veda por la mañana con su oro en 50 kilómetros marcha masculino, récord olímpico incluido. Después llegó el turno de las chicas. Elena Lashmanova y Olga Kaniskina, oro y plata respectivamente en 20 kilómetros marcha femenino.


Se da la circunstancia, que no casualidad, de que los tres medallistas rusos en marcha proceden de la misma región, Mordovia, una de las más pequeñas de Rusia (tanto en territorio como en población), situada a unos 700 kilómetros al Este de Moscú. Ya por la noche, en el estadio, continuó la borrachera de medallas. Anna Chicherova confirmó pronósticos y se proclamó con holgura campeona en salto de altura con una marca de 2.05m y un solo nulo. Svetlana Shkolina le acompañó en el podio con el bronce.


Anna Chicherova, oro en salto de altura. Fuente: london2012.com

 

Mientras, en la pista se disputaba la final de 800 metros femeninos, donde Rusia contaba con María Savinova, atleta europea del año en 2011. No falló, medalla de oro para ella. No terminó ahí la cosa, Ekaterina Poistogova protagonizó una magnífica remontada en los últimos 100 metros para arrebatar el bronce a Pamela Jelimo (campeona en Pekín’08). La guinda del pastel la puso el relevo 4x400m femenino, repitiendo el resultado de hace cuatro años en Pekín, con una plata de gran mérito, sólo por detrás de EE UU.

El sábado vivió también la jornada final de gimnasia rítmica en concurso individual. La siberiana Eugenia Kanayeva repitió el oro que ya lograse en Pekín y se consagra con sólo 22 años como una de las mejores gimnastas de la historia, sino la mejor (17 medallas de oro en mundiales la contemplan). La otra rusa en competición, Darya Dimitrieva, firmó la plata. La lucha grecorromana ha vuelto a ser una vez más uno de los bastiones del medallero ruso, con 11 metales (4 de oro). Aunque restan dos categorías para el domingo, Rusia no tiene ningún representante, así que da por concluida su participación en Londres. Los dos últimos metales llegaron el sábado: Besik Kudukhov, plata en hasta 60 kilos, y Bilyal Makhov, bronce en más de 120 kilos. La cosecha rusa del día se cerró con el bronce de Anastasia Baryshnikova en taekwondo, en la categoría de +67 kilos.

En realidad, y aunque la cifra de 15 medallas rusas en la penúltima jornada es de por sí magnífica, podría haber sido aún mayor, pues varios representantes terminaron en cuarto puesto sus respectivas pruebas, es decir, a orillas del bronce: Aleksander Lesun, en pentatlón moderno, Irina Kalentyeva, en ciclismo campo a través, el equipo de vela (Elliot 6 metros) y el de baloncesto femenino.

Y el domingo…

A pesar de que Rsuia suma 16 medallas más que el anfitrión Reino Unido, se mantiene en cuarto lugar del medallero por la diferencia de oros (21 a 28). Aunque imposible ya de remontar, la distancia podría recortarse, dado que Rusia conserva todavía cuatro opciones muy claras de medalla en la última jornada. De hecho, dos de ellas garantizan al menos plata. El equipo de vóley masculino disputa a partir de las 13:00 hora de Londres la final frente a Brasil, contra la que cayese 3-0 en la fase previa. En boxeo, Egor Mekhontcev combate a las 14:45h en la final de boxeo en categoría masculina de hasta 89 kilos frente al kazajo Adilbek Niyazimbetov. El equipo ruso de gimnasia rítmica es archifavorito para ganar el oro por equipos, cuya final comienza a las 13:30h. España tiene el honor de ser el último equipo que le batió en unos JJOO, fue en Atlanta’96. La cuarta opción de medalla rusa el domingo sería el baloncesto masculino, que se juega el bronce contra Argentina en el partido por el 3º y 4º puesto a partir de las 11:00h.