En las afueras de Moscú apuestan por el de ecoturismo rural. De acuerdo con las palabras del viceministro de Turismo regional, ya para el próximo año habrá decenas de aldeas rurales especiales para los turistas. Lo más interesante del proyecto consiste en la creación de una atmósfera con auténtico sabor ruso: los huéspedes podrán alojarse en cabañas rurales tradicionales, dormir junto a la chimenea y comer platos de la cocina nacional.

Como entretenimiento hay previstos juegos tradicionales, paseos y la posibilidad de introducirse en diversos aspectos de la vida rural, como por ejemplo, ordeñar vacas y una noche de estancia en un pajar. Las ecoaldeas de las afueras de Moscú también resultarán interesantes para los residentes de la capital, a los que les faltan lugares de descanso, declara seguro el vicepresidente de la Unión Rusa de Industria Turística, Yuri Barzikin.

"Existe la necesidad, en primer lugar, para el consumidor doméstico y, quizás, para el turista extranjero, dependiendo de cómo se suministre la infraestructura, la logística y la construcción", dijo.

  

La perspectiva de la construcción de un gran número de asentamientos plantea inquietudes entre los ecologistas. Según los expertos, con el fin de evitar daños graves a la naturaleza, las ecoaldeas deberán estar formadas por no más de diez casas con un aforo máximo de hasta 30 personas.

Sin embargo, el copresidente de la organización Ecodefense, Vladímir Sliviak considera que desde el punto de vista ecológico las afueras de Moscú son, en principio, un destino poco atractivo para los turistas.

"Este proyecto es poco probable que atraiga a una cantidad significativa de turistas o ecoturistas, simplemente existen muchos lugares mucho más atractivos para hacer ecoturismo en el mundo, incluida Rusia," dijo.


Se planea que la financiación para la creación de estas ecoaldeas corra a cago de los presupuestos locales. Los expertos señalaron que el proyecto es lo suficientemente prometedor como para atraer a inversores privados y que el coste de la construcción podría ser de algo menos del millón de dólares.