“El ministro del Interior, Vladímir Kolokóltsev, dispuso crear en las ciudades de más de un millón de habitantes departamentos de lucha contra los delitos de carácter sexual en contra de los menores de edad. En las ciudades con menos  población se formarán unos grupos especiales encargados de librar tal lucha”, dijo.

Anteriormente, Ana Lévchenko, ayudante del Defensor ruso de los Derechos del Niño, Pável Astájov, y conocida por ser una enérgica luchadora contra la pedofilia,  dijo durante una reunión con  Vladímir Putin que el Comité de Investigaciones y las comisarías a menudo tardan mucho en estudiar las denuncias sobre los pedófilos, lo que conlleva trágicas consecuencias.

Putin declaró que tal actitud es inadmisible y ayudó a Lévchenko a reunirse con algunos de los dirigentes del departamente de Interior.

En primer lugar, el nuevo departamento se plantea la tarea de intensificar la labor preventiva, porque a veces, junto con el abuso sexual se cometen asesinatos de menores de edad. Últimamente, tales crímenes fueron perpetrados en Piatigorsk (Cáucaso), provincia de Vladímir (al norte de Moscú) y otras regiones de Rusia.

Bogdán Prájov, de cinco años, fue secuestrado en junio pasado por un desconocido en Gríbovo, provincia de Vladímir. Al día siguiente fue encontrado su cuerpo cerca del lugar del secuestro. Hace poco fue arrestado un presunto autor de ese crimen.

Ania Prokopenko, de 9 años, fue violada y estrangulada en el monte Mashuk de Piatigorsk. En relación con ese crimen atroz fue detenido como sospechoso Vladímir Ambartsúmov, hombre con antecedentes penales, que salió hace poco de un centro penitenciario.

El Defensor de los Derechos del Niño, Astájov, al referirse al asesinato de Ania, dijo que contra su autor debería aplicarse la pena muerte como un caso excepcional. La moratoria sobre la aplicación de la pena capital en Rusia fue decretada en 1996 por el entonces presidente Borís Yeltsin. Rusia no puede reanudar su aplicación  conforme a las obligaciones asumidas por su adhesión al Consejo de Europa.