Andy Webb, el director ejecutivo de la escudería, señaló que los aficionados rusos les dispensaron una acogida muy calurosa durante su visita el pasado 15 de julio.   “La popularidad de la Fórmula 1 está creciendo con gran rapidez y es asombroso el nivel de conocimiento que tienen los aficionados de este deporte”, declaró Webb en rueda de prensa. En efecto, en Rusia no son pocos los aficionados a la categoría reina del automovilismo. Por ejemplo, en la red social más popular de Rusia, Vkontakte hay cerca de cien grupos dedicados al primer equipo ruso de la Fórmula 1, lo cual hace un total de casi 12.000 personas.

 

Todo apunta a que Rusia está dispuesta a apoyar activamente al primer equipo de su país que participa en la categoría reina. Además, en Sochi se está construyendo el primer circuito ruso para carreras de Fórmula 1.

 

El expiloto, Maestro del deporte y Campeón de la URSS llamado Mijaíl Gorbachov, actualmente entrenador de carreras, experto automovilístico, periodista y autor de libros superventas sobre la conducción, además de arquitecto de autódromos, considera que los aficionados rusos, gracias a las retransmisiones de F1 de los últimos años, conocen bien el deporte del motor. “Pero no espero que en Sochi una riada de seguidores inunde la Fórmula 1. Todos los rusos, además de los habitantes de la CEI y los Estados Bálticos, que querían ver el Grand Prix ya lo han hecho en Hungría y Turquía”, admite Gorbachov.

 

¿Qué tiene de específicamente ruso la escudería? De entrada, el nombre, pues ha adoptado el de su principal propietario, Marussia Motors. Y Marusia, huelga decirlo, es un nombre femenino típicamente ruso que suele asociarse a la imagen de una bella muchacha, tocada con pañuelo, con una larga trenza y de rasgos delicados.

 

El equipo corre bajo bandera rusa. Y además, el director del departamento de ingeniería del equipo, Nikolái Fomenko (el presidente de Marussia Motors), es una celebridad nacional: artista famoso, presentador de programas de humor, de entretenimiento, educativos y automovilísticos tanto en radio como en televisión. Fomenko es Maestro del deporte de automovilismo en categoría internacional.

 

Andy Webb declaró en una entrevista a Rusia Hoy que Nikolái inspira al equipo a ganar. “Sé que tiene mucho talento, quiere ser millonario, su entusiasmo es inquebrantable”, dice Andy. “Parece gozar de una gran popularidad en Rusia. Queremos que sus seguidores lo apoyen. Además, su personalidad hace trabajar al equipo. Queremos que el equipo entienda a Rusia, y Nikolái contribuirá a ello”.

 

Por su parte, Mijaíl Gorbachov opina: “Fomenko es una personalidad legendaria, pero para que el equipo crezca se necesita un especialista con gran experiencia en la Fórmula 1. Hay especialistas en este campo y yo pondría el punto de mira en ellos. Si un equipo de F1 es serio y trabaja a largo plazo, obtendrá resultados”.

 

Por lo demás, el Marussia F1 Team es internacional. Está dirigido por los ingleses Andy Webb, John Booth y Graeme Lowdon. Los principales pilotos son el francés Charles Pic y el alemán Timo Glock. La piloto de pruebas española María de Villota sufrió hace poco un grave accidente durante una sesión de entrenamiento. Ahora se encuentra en proceso de rehabilitación. Aún no se habla de su futuro en la Fórmula 1.

 

Como cabía esperar, los bólidos tampoco son rusos. Marussia Motors ha mantenido los motores de la firma inglesa Cosworth, implementados ya por su antecesor, Virgin Racing, cuyo equipo se formó en 2009. El monoplaza se construyó en un periodo de tiempo muy breve y en él se instaló precisamente el motor de la compañía Cosworth con la que, como hemos dicho, Marussia Motors mantiene una colaboración por lo que respecta a cuestiones técnicas.

 

“La creación del equipo fue del todo inesperada”, dijo el famoso comentador de carreras de la Fórmula 1 Alexéi Popov. “Pensaba que la colaboración con la marca Cosworth sería limitada. Otro tema es que, a mi modo de ver, habiendo creado un equipo formalmente ruso, los propietarios no hayan tendido, aunque fuera gradualmente, a la rusificación del personal. En las carreras de este año no hay ni un colaborador rusohablante. Es una lástima…”

 

No obstante, según Andy Webb, a la dirección del Marussia F1 Team le gustaría formar un equipo más ‘ruso’. “Los rusos tienen una gran fuerza interior y tradiciones, una mentalidad joven y tenaz sobre cómo salir adelante en la vida. Es algo que se respira en todas partes. Es un país que parece estar siempre en movimiento, lo cual es muy bueno para la Fórmula 1. Rusia cuenta con una gran experiencia profesional y podemos utilizarla.”

 

Entre los planes del equipo está el de atraer a ingenieros rusos para que construyan los bólidos de Marussia F1 Team. Para ello, se están desarrollando programas especiales en Oxford, a fin de que los especialistas rusos sean capaces de aprender el oficio en el Reino Unido.

 

“Si queremos ser un equipo ruso necesitamos una presencia mayor de Rusia, tanto en los campos de ingeniería y de marketing como en el de mecánica”, dice Webb. “Mi objetivo es que al menos el 10% de nuestro personal sea ruso. Ahora sólo suma un 1 %”. Además, flota la idea en el aire de que tendría que haber algún ruso al volante. Sin embargo, a la pregunta de quién ocupará ese lugar, Andy Webb guardó silencio misteriosamente y prefirió no poner las cartas sobre la mesa hasta el 2014.

 

De momento el equipo sólo ha comenzado a pisar el acelerador. Los resultados están lejos de poder ser calificados de impresionantes. En lo que va de temporada del Grand Prix el equipo no ha superado el 14º puesto (en Australia y Mónaco). Pero la dirección del Marussia F1 Team ha dicho más de una vez que el objetivo principal no es tanto ganar como adquirir buena forma, y no será hasta dentro de tres o cuatro años cuando se podrá aspirar a algo serio.