Integral. Con esa palabra podemos sintetizar al 'International Youth Forum Seliger 2012', que tuvo lugar entre el 9 y el 17 de julio. Este mega evento se ha ganado el corazón de miles de estudiantes de la Federación de Rusia como de muchos otros países alrededor del mundo. La pregunta es ¿Qué hace que Seliguer sea una experiencia tan especial para todos sus participantes?

 

En el año 2005 se creó el primer Youth Forum Seliger, creado con la idea principal de otorgar a todos sus participantes un espacio de interacción y formación en técnicas políticas y de liderazgo. En el año 2010, se recibió a estudiantes destacados de todo el mundo, rápidamente la información sobre este foro internacional ecológico se dispersó en las redes sociales, popularizandolo en cuestión de días.

 

El Jefe del Comité Organizador, Alexánder Selivanov, aclaró que los objetivos que hoy en día tiene el foro están orientados a la búsqueda de mayor integración y sentido de globalización entre los futuros líderes, y a la cooperación social, política y económica entre las diferentes culturas para la resolución de problemas que hoy en día afectan a todo el mundo.

 

La vida diaria en Seliguer alienta a un sentimiento de cooperación en su forma más primitiva. Toda la organización del foro está comprendida alrededor del lago que da nombre al foro. Una superficie muy extensa y totalmente natural, repleta de árboles que da un equilibrio sin igual al paisaje.

Desde la organización de las tiendas para dormir, hasta la preparación de la comida y la limpieza. Todo parece estar diseñado cuidadosamente para que los participantes logren trabajar en equipo de forma armoniosa y desarrollen un sentimiento de apertura hacia otras culturas.

Más de 1.000 estudiantes internacionales se dividen en grupos de 20 personas en promedio junto con un coordinador asignado a cada grupo y un traductor en caso de que sea necesario. Cada grupo cuenta con varias tiendas, en la que se alojan dos personas, bolsas de dormir y aislantes térmicos así como un equipamiento básico para cocinar y comer.

 

El día comienza temprano. A las 8 todo el mundo se despierta con un mix de canciones rusas que se transmiten por altavoces colocados en los árboles. El despertar es seguido de un entrenamiento físico a elección. Los deportes parecen ser un punto muy importante para los organizadores, logrando así un verdadero equilibrio entre mente y cuerpo en los participantes. Correr, yoga, gimnasio o natación son solo algunas de las opciones para iniciar cada mañana. El desayuno típico ruso alimenta las mentes de los estudiantes antes de comenzar las clases a las 10.

 

El programa educativo tiene muchos enfoques, lo que hace que la formación sea variada y divertida. Hay clases de política internacional, coaching, business hasta seminarios de escritura y actuación. Expositores internacionales y nacionales mantienen la atención del público durante todo el día, hasta el fin de la jornada educativa que es a las 19:00 horas. Gracias a un anochecer que llega casi a media noche, todos los participantes pueden aprovechar el tiempo libre. Una vez finalizado el módulo de enseñanza y capacitación, los estudiantes tienen tiempo para cenar, realizar deportes, o compartir charlas con otros miembros. Hay acceso a internet WI-FI y estaciones de recarga energética para los teléfonos y las computadoras, un punto muy práctico a tener en consideración en estos días en que todos dependemos de nuestros dispositivos móviles.

 

Alexéi Evglevskii, joven ruso de 18 años (traductor y coordinador voluntario) nos contó que Seliguer le ofreció una oportunidad excelente para expandir su red de contactos sociales y profesionales y también para mejorar sus habilidades lingüísticas gracias a la constante comunicación con estudiantes extranjeros. Según Alexéi, esta experiencia laboral en Seliguer ayudará a muchos jóvenes a mejorar su relación con grupos de trabajo y a la comunicación intercultural.

 

La diversidad de opiniones caracteriza a este multitudianario foro. Hablamos con la participante estadounidense Flora Liu, proveniente de Pennsylvania University. Ella nos dijo que lo primero que le llamó la atención fue la gran variedad de culturas que se aprecian a simple vista, con solo caminar por el campamento. Según esta estudiante de Ciencias Políticas, Seliguer es una buena oportunidad para perfeccionar la toma de decisiones, la diplomacia, el conocimiento político y la comunicación de cada participante.

 

Gracias al International Youth Forum Seliger, muchos estudiantes de diversas nacionalidades conocen cada año un nuevo mundo, un mundo sin fronteras ni discriminación, un mundo tecnológico y personas listas para cooperar en este proceso constante de mejora global. Todo esto y mucho más, en un contexto amigable, ecológico, tecnológico y muy divertido.

 

Y por último, un agradecimiento especial a la Embajada de la Federación de Rusia de la República Argentina por haberme brindado la oportunidad de participar en la edición del foro 2012.

 

Matías Lapuschin ha participado en el Youth Forum Seliger 2012.

Más información en la página del Foro.