El Comité de Instrucción (CI) ruso acusó hoy al bloguero opositor Alexéi Navalni, famoso por denunciar la corrupción en la administración pública, de apropiación indebida, delito por que el podría ser condenado a diez años de prisión, informaron las autoridades.

"Los peritajes económicos y los materiales de la investigación demuestran la implicación de Navalni en la comisión del delito tipificado en los artículos 33 y 160 del Código Penal de la Federación Rusa", declaró a las agencias rusas el portavoz del CI, Vladímir Markin.

El CI le dejó en libertad con cargos como sospechoso en la investigación penal sobre los perjuicios que habría causado a la maderera Kirovles en 2009, cuando ocupaba el cargo de asesor del gobernador de la región de Kírov.

La Fiscalía sostiene que Navalni organizó entonces el desfalco de propiedades de la empresa pública, propiedad de la región, en complicidad con el director general de la compañía, Viacheslav Opaliov, y Piotr Ofetserov, director de otra sociedad supuestamente implicada en el delito, Compañía Forestal de Viatsk.

Los investigadores señalan que entre mayo y septiembre de 2009 los acusados hurtaron más de 10.000 metros cúbicos de madera a Kirovles.

"De esta manera, el presupuesto regional de Kirov perdió más de 16 millones de rublos (500.000 dólares)", subrayó Markin.

Inicialmente, el CI incriminaba a Navalni un cargo más leve y lo acusaba de "ocasionar perjuicios materiales mediante engaño o abuso de poder", recordó el portavoz del órgano fiscal.

El propio Navalni reaccionó hoy a las nuevas acusaciones de las autoridades rusas y aseguró que éstas contradicen sus declaraciones y las de otros testigos.

"Ha sucedido algo absurdo y extraño, porque me han cambiado totalmente la fábula de la acusación respecto de la que había. Y se ha hecho, seguramente, para que las telediarios de hoy digan que Navalni ha robado 16 millones de rublos", dijo el opositor.

Mientras, el gobernador de la región a la que habría causado el desfalco, el independiente Nikita Belij, reiteró que su postura sobre la implicación de Navalni en el caso de Kirovles "no ha cambiado".

"Creo que las acusaciones (contra Navalni) respecto a Kirovles no están fundadas", escribió hace un año Belij en su blog.