“Los tres días sin visado se pueden utilizar para determinados acontecimientos culturales en Rusia. Por ejemplo, la Semana de la Ópera y el Ballet, para que visitar el teatro Mariinski o el Bolshói o el teatro de Perm de ópera y ballet”, dice Golodets.  Según sus palabras, el proyecto de ley correspondiente se desarrolla en el Ministerio de Cultura. Puede que el proyecto de ley en la Duma Estatal se apruebe ya en octubre, concretó Golodets.

El régimen sin visados ​​para los turistas extranjeros en Rusia está permitido desde el año 2003. Se aplicó a los pasajeros de cruceros que llegan al puerto de San Petersburgo. En 2009, el Gobierno  amplió el decreto. A los pasajeros de cruceros añadió los de transbordadores y aprobó un número de grandes puertos: San Petersburgo, los puertos de Vladivostok, Viborg, Kaliningrado, Kórsakov, Novorossisk y Sochi.

De acuerdo con Rosstat, en 2011 entraron a Rusia 2,33 millones de turistas extranjeros. Los miembros del sector aceptaron la noticia con optimismo. "La iniciativa podría tener un impacto significativo en la afluencia de turistas de extranjeros. De momento, la entrada sin visado no  pueden utilizarla más que un 10% de extranjeros", dice Maya Lomidze, directora ejecutiva de la asociación turística ATOR.

Cancelar las visas para visitar los eventos culturales incrementará el flujo de turistas extranjeros, declara convencida también Liudmila Kudriánvtseva, directora general de Báltic Travel Company. Desde 2003 (cuando se introdujo el régimen sin visados​​) el número de escalas de buques extranjeros en los puertos de San Petersburgo se incrementa anualmente en un 10-15%.

“El visado es el principal obstáculo para los turistas extranjeros que vienen a Rusia: es caro (por lo menos 150 euros) y no es fácil  (el límite del visado se limita al período de estancia en el país, no hay visados de múltiples entradas)," dijo Marina Levchenko, directora general de la agencia Tari Tur especializada en turismo extranjero. Según sus palabras, un viaje de una semana a Rusia le cuesta a un extranjero al menos 1.000 euros.

De acuerdo con Lomidze, el creciente número de turistas extranjeros dependerá directamente de los proyectos propuestos, y en Rusia no hay pocos, por ejemplo, el carnaval o eventos histórico-culturales de las ciudades del Anillo de Oro.